Rate this post

Todos los alumnos tienen necesidades educativas individuales para poder aprender y desarrollarse integralmente como personas.
Fue en 1990 con la aprobación de la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE) que en nuestro país se introdujo el concepto de Necesidades Educativas Especiales (NEE). Uno de los puntos de apoyo para la introducción de este nuevo concepto fue el Informe Warnock, publicado en 1978 y elaborado por el Comité de Educación liderado por Mary Warnock, para Inglaterra, Escocia y Gales. En él se mencionan algunas concepciones generales como: Todos los niños son educables. La educación es un bien al que todos tienen derecho. Los fines de la educación son los mismos para todos los niños. La educación especial consistirá en la satisfacción de las necesidades educativas de un niño con el objetivo de acercarse al logro de estos fines. Las necesidades educativas especiales son comunes a todos los niños. Ya no existirán dos grupos de niños: los discapacitados que reciben educación especial y los no discapacitados que reciben, simplemente, educación. Para describir algunos niños que necesitan de alguna ayuda especial se empleará la expresión ‘dificultad de aprendizaje’.
El Informe establece que la educación especial debe tener un carácter adicional o suplementario y no paralelo, por lo que las escuelas especiales deben seguir existiendo para educar a niños con graves y complejas discapacidades; pero varias de ellas deben ser transformadas en centros de apoyo, brindando recursos, información y asesoramiento a las escuelas comunes y a los padres.
Es clave el concepto de “diversidad”, que se refiere a que cada alumno tiene necesidades educativas individuales para poder aprender y desarrollarse integralmente como persona, que requieren una respuesta y atención individualizada y comprensiva.
En la actual Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) los alumnos con necesidades educativas especiales están incluidos dentro de un concepto más amplio denominado Alumnado con necesidad específica de apoyo educativo (se incluyen también los alumnos con altas capacidades intelectuales, alumnos con dificultades específicas de aprendizaje, alumnos con TDAH y alumnos con incorporación tardía al sistema educativo, bien por condiciones personales o historia escolar). La definición específica para el alumnado con necesidades educativas especiales sería aquel que requiere, en un periodo de su escolarización o a lo largo de toda ella, determinados apoyos y atenciones educativas específicas derivadas de su discapacidad o trastornos graves de la conducta.
La Atención a la Diversidad ha experimentado en nuestro país un importante avance de tal forma que ahora nos encontramos ante leyes que promulgan una educación de calidad para todos, donde la diversidad somos todos y donde se establecen medidas para atender a las distintas necesidades que presenta el alumnado dentro de la educación ordinaria y obligatoria.

|Juan Carlos Alcántara Amigo
Psicólogo
Mail: alcantaramigo@yahoo.es