Antruido mágico: Excursión a Riaño el día 22 de febrero

0

La provincia de León cuenta con un extraordinario elenco de carnavales y mascaradas de invierno, fiestas populares de cargado misticismo que difieren en detalles de unas zonas a otras pero con muchos puntos comunes.

Estas celebraciones permiten entender un poco más las creencias y los miedos de nuestros antecesores y sus maneras de enfrentarlos, usando máscaras demoniacas y zoomorfas y alterando el silencio del invierno con el sonido de los cencerros y esquilas, para alejar los males y malos espíritus.

Hoy queremos acercar a los lectores una visión global del antruido de la Comarca de Riaño. Un carnaval recuperado desde el año 2009 por la Asociación de la Montaña de Valdinia, gracias al trabajo de campo realizado se nos presenta con todo su simbolismo e historia, perfectamente documentado. Poco a poco, están salvando de la desmemoria este extraordinario patrimonio inmaterial ¡Vamos a descubrirlo!

 

La vida y el trabajo del hombre agricultor y ganadero está marcado, año tras año, por el ritmo de las estaciones, por el Sol y por la Luna. Especial significación tenía la estación invernal, cuando el tiempo se detiene y la oscuridad cubría la tierra, quedando la naturaleza aparentemente muerta. Los días se acortaban y la luz menguaba, pero con la llegada del solsticio de invierno (22 de diciembre), los días volvían a crecer.

El antruido se celebra en Riaño con la máxima pureza, para disfrute de lugareños y foráneos.

El hombre desde muy antiguo ha descubierto en la naturaleza componentes de carácter espiritual cuyos rituales le ponían en comunicación con la divinidad. Esto le permitió entender su manera el universo y el lugar que ocupaba en el mismo. Y para explicar los fenómenos meteorológicos y sus repercusiones sobre los humanos, destacando la repetición cíclica anual, estableció las fiestas.
En ese momento un poder atávico llevaba a los hombres a recrear ritos que propiciasen las energías vitales de la tierra y la fertilidad de los hombres. Ayudar a que el ciclo vital no cesara y tras las tinieblas naciera la luz y la vida de nuevo, y así de manera cíclica año tras año.

Cuando la Mojiganga termina (desfile de zamarrones celebrado en Riaño, el día 22 de febrero, al oscurecer) se repartirá entre todos los presentes chocolate con “frixuelos”, una delicia gastronómica de esta Montaña de León, mientras se prende la Choza, una gran fogata, que nunca se ha dejado de hacer en Riaño, Liegos y otras localidades de la Comarca.

Ritos que propicien la renovación de las reservas alimenticias y la regeneración de la vida, la expulsión de los males de la comunidad (de los malos espíritus, demonios, enfermedades…) a través de ruidos, golpes, fuegos. Había que acabar con lo tenebroso para regenerar la vida.
La tradición era común a todos los pueblos de la Montaña de Riaño, estando documentada en Burón, Crémenes, Boca de Huérgano, Siero de la Reina, Valle de Valdeón etc…
El pasado año se recuperó la figura del zamarrancas (hombre árbol) y la máscara del zamarrón de Crémenes, localidad cercana a Riaño.
El zamarrancas, según recuerda Evelio González, «era un personaje que el martes de carnaval, por los años 20 del siglo pasado recorría los chigres (cantinas) con un espino fustigando a la gente, y el que no le convidaba a un vaso de vino, sufría las iras de su palo lleno de pinchos. Se cubría con motivos vegetales (ramas, cortezas de árbol, palos…)».

En Crémenes, a unos 10 km. de Riaño recuerda Miguel Ángel Barrientos, que en la década de los sesenta del siglo pasado, el martes de carnaval los rapaces del pueblo prendían una gran hoguera con piornos, en la loma denominada La Corona de Crémenes y después, corrían el Antruido por el pueblo vestidos de zamarrones. Nos documenta una caperuza con forma de cono, de piel de oveja cubriendo la cabeza y tapando la cara, donde se hacían dos agujeros para los ojos. Caía hasta media espalda por detrás y hasta el pecho por delante. Este zamarrón también llevaba cencerros.

Este año 2020, un vez más, se promocionará el aspecto gastronómico, con la degustación en varios restaurantes de la localidad de Posada de Valdeón, Riaño y Boca de Huérgano, previa reserva, del ancestral “ Cocido de Arvejos o Arvejada”. Plato típico por excelencia de esta montaña leonesa y que se ha recuperado del olvido y que documentamos en las páginas siguientes de este reportaje.jado de hacer en Riaño, Liegos y otras localidades de la Comarca.

DISFRUTA DEL AUTÉNTICO ANTRUIDO
Excursión a Riaño el día 22 de febrero

Organizada por la Asociación Cultural Montaña de Vadinia de Riaño, con la colaboración de la Diputación Provincial de León, se organiza un viaje a Riaño a conocer y vivir el Antruido. Fiesta declarada de Interés Turístico Provincial.

El autobús sale ese día de la Plaza de Guzmán el Bueno de la ciudad de León a las 9 de la mañana para regresar desde Riaño a las nueve de la noche.

Por 36 € podrás disfrutar de una visita al museo Etnográfico de Riaño, visitar su Iglesia románica, pasear en el barco turístico durante una hora y degustar en un restaurante el típico cocido de arvejos de la Montaña de Riaño.
Y lo más importante, vivir al oscurecer el desfile de la Mogiganga con los personajes del Antruidola, la quema de la choza y el chocolate con frixuelos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de datos

Responsable: DON ENRIQUE GÓMEZ ARIENZA
Finalidad: Recepción y moderación de los comentarios, e identificación de los usuarios para interacción con ellos.

Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal
Derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir los datos, así como presentar una reclamación ante una autoridad de control, como se explica en la información adicional.
Información Adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra “Política de Privacidad”.

diecisiete + 2 =