3.3 (65%) 4 votes

Cuando los vecinos y amigos que vivimos en La Cepeda nos manifestábamos allá por el año 2006 más o menos, exigiendo el arreglo de la carretera LE-451(la que une Astorga con La Garandilla y desde allí a Riello) no nos imaginábamos ni por asomo, del calvario de tráfico que íbamos a sufrir a diario en el tramo concreto entre Riello y Quintana del Castillo de dicha carretera.
Cada día, desde hace ya varios años, unos 200 camiones destrozan el asfalto que pedíamos que arreglaran, llevando como carga, para más inri, carbón extranjero para quemar en la térmica de Cubillos del Sil.
Para que el lector se aclare, por los pueblos por los que diariamente circulan estos camiones, viven o han vivido mineros, que tienen que ver a diario como pasan por delante de sus narices miles de toneladas de carbón venido de Ucrania, por ejemplo, mientras las entrañas de nuestras montañas guardan otras tantas toneladas del mismo mineral y además con una calidad superior al traído del este de Europa.
Estos camiones hacen varios viajes desde Asturias a diario. Van y vienen. Machacan el asfalto de la carretera que pedíamos que nos arreglaran (cualquiera puede acercarse a este tramo al que nos referimos y ver el estado actual) y además no dejan ni un euro a la provincia leonesa, puesto que ni comen ni repostan en León, los trasportistas y los camiones son de Asturias.
Para los que transitamos este trayecto a diario, son un auténtico peligro, pues no respetan el límite de velocidad establecido para este tipo de carreteras y para ese tipo de vehículo. Ha habido veces que te encuentras hasta 7 camiones en hilera, sin espacio para poder adelantar puesto que van pegados. Imagínense encontrarse con este convoy. Sin ir más lejos, la semana pasada yo mismo circulaba detrás de 4 camiones en la cuesta de La Garandilla, cuando de repente y sin ninguna indicación, el camión que llevaba delante paró en seco porque se cruzó con otros tres que subían. Menos mal que llevaba la distancia suficiente para no empotrarme contra él.
El arreglo de esta carretera que fue inaugurada en el 2008, supuso un coste de unos 15 millones de euros, sin contar lo que está costando ahora el tener que bachear cada poco los desperfectos de soportar tal tránsito de toneladas de carbón.
La gente que vivimos en esta zona, no queremos los camiones de carbón por aquí. Que circulen por la autopista desde Asturias a León. Allí que cojan la autopista hasta Astorga y desde Astorga que se vayan por la autovía hasta Cubillos. Con el dinero que están ganando les da para eso y mucho más. Esto es para echarse a llorar, no a reír. En Villablino, Villaseca de Laciana, Caboalles de Arriba y de Abajo, Ponferrada, Bembibre, Fabero, Torre del Bierzo, Brañuelas…perdón si me dejo algún pueblo, hace años que dejó de salir el sol. Resulta que eran pueblos llenos de vida, de futuro, de paro inexistente, de comercios que medraban gracias a los sueldos de los mineros. Porque la mina que estaba y que sigue estando, dió mucho trabajo, muchas penas y mucho dinero. La gente vivía. Ahora darse una vuelta por esas zonas es totalmente deprimente. La gente se ha ido, los negocios han cerrado porque ya no hay mineros, se ha instalado el paro para los que se han quedado y el carbón sigue estando en su sitio pero sin nadie que lo extraiga.
Sencillamente porque el político de turno le ha interesado decir que este carbón contamina y es muy caro de producir.
¿Cuánto cuesta traer carbón desde Ucrania a España? ¿Cuánto cuesta todos esos camiones que hacen cientos de viajes diarios desde el puerto de Gijón al Bierzo? ¿Cuánto están ganando algunos en esta jugada?
Alguno pensará, que les den, que han estado recibiendo subvenciones millonarias y prejubilándose con pagas altísimas.
Pues es cierto. Yo tampoco lo veo bien. Antes las minas no tenían subvención. Bastante suerte era el ser propietario de una mina. Fíjense bien que cuando hablamos de un negocio boyante siempre ponemos el mismo ejemplo: “Ese negocio es una mina”
Algunos empresarios mineros se han aprovechado de esas subvenciones y se han ido cargando el sector.
Por muy duro que sea el trabajo de minero, que lo es, un hombre con 42 años no puede irse de la vida laboral cobrando 3000€ al mes. No.
Abramos las minas. Contemplemos este negocio como un negocio más, sin subvenciones. Usted que tiene un bar, ¿le dan subvenciones?. Y a usted que tiene una zapatería?,¿ y al panadero?
Paguemos sueldos, pero trabajando, no en casa. La lástima es que para esto necesitaríamos políticos de verdad no “cobrasueldos” que es lo que tenemos ahora.
También necesitaríamos ser menos cobardes porque al final hacen con nosotros lo que les da la gana. ¡Hayy si esto se lo hacen a los del treinta y pico o cuarenta y pico!…ardía Troya.
La gente que vivimos en esta zona, no queremos los camiones de carbón por aquí. Que circulen por la autopista desde Asturias a León. Allí que cojan la autopista hasta Astorga y desde Astorga que se vayan por la autovía hasta Cubillos. Con el dinero que están ganando les da para eso y mucho más.
“Queremos quemar carbón, pero de León”

|Enrique Gómez Arienza
(El Buscador)