2.5 (50%) 2 votes

Ya no nos queda nada para reunirnos con nuestros amigos y familia en mesas llenas de platos de riquísima comida, porque aunque al principio lo cogemos con muchas ganas al acompañarlo de un buen rato de desconexión entre risas con nuestros seres queridos, llega un punto en el que nos saturamos puesto que son demasiadas las comidas y cenas que nos rodean estos días. Por ello, debemos ser conscientes de que no pasa nada por elegir lo que más nos gusta un día; pero si dicha elección es diaria con alimentos poco saludables, nuestra salud y digestión se verá resentida estos días.

recetaEstá claro que podemos disfrutar de aquellos platos que más nos gustan pero sin abusar, controlando las cantidades y siendo activos, ya que son días en los que la ingesta calórica supera las calorías gastadas.

A continuación os mostraré una serie de consejos que espero que os ayuden a cuidarnos sin olvidarnos de disfrutar en estos días tan señalados:

1. Di no a las compensaciones: no te saltes comidas porque luego tengas una comida o cena. La clave es que la comida o comidas anteriores sean ligeras con fruta, verduras, eligiendo carne magra, pescado blanco o huevo a la plancha, cocido o al horno, es decir, con cocciones suaves que nos aseguran una digestión perfecta.

2. Cinco comidas al día: nos ayudarán a no picar entre horas y evitaremos no llegar con muchas hambre o ansiedad a la comida o cena

3. Entrantes ligeros: sí vamos a una comida/cena de trabajo y se trata de un menú, lo mejor será elegir aquellos entrantes ligeros como por ejemplo una ensalada, verduras a la parrilla, purés de verdura, etc.

4. Reduce la sal: evitar añadir más sal a los platos que ya han sido cocinados con ella. Deja el salero en la cocina, lejos de la mesa para evitar tentaciones.

5. No te olvides de beber agua: Sólo nos hidratamos con agua y el alcohol tiene la función de deshidratarnos. Recuerda que estamos hechos de agua y es lo que necesitamos para que nuestro organismo junto con nutrientes esenciales, funcione como es debido

6. Come despacio: come con tranquilidad, mastica despacio y disfruta, saborea lo que comes porque te ayudará a que la digestión no sea tan lenta y pesada, aunque si eliges platos muy grasos se verá resentida.

7. Moderación con el alcohol y los dulces: evitar abusar de calorías vacías que no aportan nutrientes y dificultan nuestra digestión, alterando ciertos órganos vitales.

8. Sé activo/a: en estos días a veces es inevitable ingerir calorías de más, por ello ser activo a diario es clave para utilizar la energía de más que le proporcionamos al cuerpo, a través de una buena caminata a un buen ritmo, paseos en bici, clases de baile o lo que más te guste para que además de hacer ejercicio, te divierta y se trate de pasar un buen rato que siempre puedes hacerlo acompañado.

|María Velasco
Graduada en Nutrición Humana y Dietética
Máster en Tecnología y Seguridad Alimentaria
Consulta en MásQueBio
C/ Lope de Vega, 3. 24002. León
C/Fray Luis de León, 27. 24005 León
Tlf. 987221919 / 987399882
Conoce mis recetas saludables en:
Instagram: mariavelasconutricion