Rate this post

Con la Feria de San Lucas en Jaén, se solía cerrar la temporada taurina en España. Actualmente, después de esta fecha aún se celebran festejos taurinos en alguna SABEMOS TOROSlocalidad española, sobre todo en el sur. Esa debía de ser la noticia a estas alturas, la finalización de la temporada. Sin embargo, en los últimos días Matilla y Talavante han ocupado los principales focos de atención entre los taurinos. La ruptura de la relación profesional ha eclipsado la retirada anunciada, en la plaza de toros de Zaragoza, del diestro jerezano Juan José Padilla.
¡Qué paradoja! La plaza que fue testigo de una de las cornadas más brutales que se recuerdan en los toros le sirvió a Padilla para hacerse millonario y torear donde nunca había conseguido torear, en las grandes ferias y con las máximas figuras. Toda mi admiración maestro por los arrojos. Y que morbo de empresas y público ir a ver torear a Padilla con un parche…
Hasta para retirarse a tenido mala suerte el bueno de Padilla. Ese día, que era su día, no se le ocurre otra cosa a Talavante que anunciar que deja los toros (de momento, ya lo verán) ¡Pero no podías haber esperado un par de días para hacerlo público hombreeeee!

Todo esto es tan largo de contar, que ocuparíamos todo el periódico. De verdad, se me ocurre decirles, que me gustan tanto los toros… que cada vez voy menos.
Como hemos escrito aquí en varias ocasiones, seguramente que no entenderíamos, por ejemplo en el fútbol, que un presidente fuera entrenador y jugador de un mismo club a la vez.
Ese es el caso de Matilla. Es ganadero, apoderado y empresario. Y lo es porque a casi todos les parece bien y juegan. Lo mismo que jugó Talavante hasta que pidió más pasta. Aquí nadie está libre de pecado y el que lo esté que tire la primera piedra.
No se le puede acusar a Matilla de chantajear a otros empresarios para que no pongan a Talavante, porque todos lo hacen. Si no es chantajear, llámale X. Presionar, pedir, devolver favores, etc…

El torear en una feria porque el diestro se lo ha ganado, pasó a mejor vida. Hoy las ferias se confeccionan a base de intereses. Ponme a mi torero que luego yo pongo al tuyo. Lidia mis toros que luego lidiamos los tuyos. Al final, como también hemos dicho aquí muchas veces, el que paga siempre es el aficionado. A taquilla, a sacar las entradas para ver a los mismos toreros con las mismas ganaderías.
Los toreros son cómplices de este juego. Casi todos.
Que esta es una profesión arriesgada lo sabe todo el mundo. Lo mismo que sabemos que esto es voluntario. Nadie obliga. Si queremos seguir disfrutando de toros, ver plazas llenas y no dar carnaza a los ultras que quieren acabar con esto, hay que darle una vuelta a esto. Pero dársela, de verdad. Porque hacer un sorteo puro de toros y toreros para San Isidro está bien, pero es solo un detalle, nada más.
Dar una vuelta significa que un torero no puede cobrar lo que cobra. no. Que los gastos administrativos que hay que pagar para organizar una corrida de toros son un disparate y tienen que ser del planeta tierra. ¿Ustedes saben que hay que pagar a los veterinarios para organizar un festejo taurino? Y no 100€ precisamente si no muchos más. No se necesitan veterinarios, el ganado ya los tiene en su lugar de origen y son los que se deberían responsabilizar de los toros. Además de ser caros, la mayoría tienen un exceso de protagonismo que no les corresponde.
Con estas “recetas”, ya llevamos una disminución muy importante a la hora de organizar un festejo taurino.
Lo que no es de recibo es que organizar una corrida de toros en un pueblo tenga de coste unos 70.000 euros teniendo la plaza del mismo un aforo de 2.500 localidades. ¿A cuánto hay que cobrar la entrada para salvar los muebles y llevarte algo para casa? Alguno se preguntará ¿y las subvenciones? Pues bien, ¿no se pagan también las orquestas y los fuegos artificiales…? Por cierto, las subvenciones de los ayuntamientos, suelen pagarse a 90, 100 o 130 días de haber finalizado la feria. Cuando para poder organizarla, tienes que ir con el dinero por delante para poder pagar todo. Ja!
Esto hay que abrirlo a gente emprendedora. Fuera la mafia del toreo. A involucrase todos los que no estén en el circulo, sino la batalla será perdida.
La “Feria del Toro”, la de Pamplona es una de las más potentes e importantes ¿ cómo es que nunca ha toreado allí Diego Ventura? ¿Ustedes se creen que es porque la Casa de Misericordia no lo quiere contratar…? ¡Fuera la mafia ya!
Les dejo unas preguntas en nuestra sección ¿Cuánto sabemos de toros? Para que se relajen…

|Enrique Gómez Arienza.