Hecho en Zamora: Calidad y origen

0

Como consumidores tenemos mucho más poder del que pensamos, con nuestro consumo diario podemos conseguir que Zamora prospere, que las empresas vuelvan a ser productivas y que nuestra comunidad funcione. Pequeñas empresas, muchas de ellas instaladas en el entorno rural y donde cada compra cuenta.

Disfruta de la excelencia de nuestro capital gastronómico y apuesta por el consumo local, porque “Muchos pocos hacen mucho”.

La pandemia está pasando factura a usuarios y productores. Este es el momento de que entre todos podamos revitalizar el tejido económico y social zamorano para que las cosas vuelvan a coger su ritmo, por eso desde El Buscador hemos preparado este especial “Hecho en Zamora” para recordaros que tenemos mucho y bueno, además de aportar un poco de luz sobre el consumo de productos locales y los beneficios que esto puede tener para todos.

Empezamos con uno de los patrimonios provinciales de Zamora: el Queso.

Viajamos a nuestro entorno rural más vaciado para escuchar las esquilas de los rebaños que peinan nuestros montes, ganaderos que ponen empeño en una producción de leche de calidad, con la cantidad de grasa necesaria para la elaboración de este manjar lácteo.
Desde las pequeñas lecherías con quesos elaborados artesanalmente a los maestros queseros que ganan premios nacionales e internacionales, Zamora se convierte en el paraíso de los turófilos (amantes del queso). Busca tus favoritos y disfruta mientras ayudas a dinamizar y crear empleo en los pequeños pueblos de nuestra provincia.

Carnes de razas autóctonas. Continuamos en la meseta de la mano de los ganaderos y agricultores que dan valor a la carne zamorana. Además del cordero lechal, todo un clásico de nuestra gastronomía, pastan al oeste de la provincia las terneras de Aliste, animales de razas autóctonas “Alistana-sanabresa” o “Sayaguesa” criadas con pureza por unos ganaderos artesanos. Estas carnes están dando a Zamora el prestigio de unos elaborados que reciben galardones, como las hamburguesas 100% naturales de Innova Chef de las que os hablamos ya en El Buscador.

Pero si hay un elaborado imprescindible para las empresas cárnicas de la provincia de Zamora, ese es el chorizo tradicional elaborado con carne de categoría extra de cerdo seleccionada y la mezcla justa de pimentón dulce o picante, sal, ajo y orégano.

Legumbres de reyes. Las legumbres de Fuentesúco, garbanzos tiernos y finos. Esta comarca comenzó el cultivo del garbanzo con la colonización romana y, desde entonces, las referencias literarias sobre este cultivos son numerosas, todas ellas a favor de su calidad.
En el siglo XVI el producto gozaba ya de protección real y se vendía de forma habitual en la Corte. Quevedo las elogió ya en el Siglo de Oro y hoy en día no paran de recibir halagos por parte de los más prestigiosos restauradores.

Esta legumbre se caracteriza por su tamaño, entre mediano y grande, su pico curvo y pronunciado y una piel de rugosidad intermedia. Tras la cocción, los garbanzos se mantienen íntegros, la piel es blanda y suave al paladar y su interior uniforme y mantecoso.En 1996 obtuvo el reconocimiento provisional de IGP, que posteriormente fue ratificado en el 2002, lo que supone que su consejo regulador ampare y certifique la calidad de la producción de esta zona geográfica.
Porque no todos los garbanzos son iguales, exige garantía de origen, proteína vegetal rica y fácil de preparar siempre con un resultado perfecto.

▶ Las Aceñas de Olivares fueron la primera industria de nuestra ciudad en el siglo X. La palabra aceña viene del árabe “as-saniya” que significa “la que eleva” para hacer referencia a las ruedas vitruvianas que elevaban el agua del río y que ponían de esta manera en funcionamiento a estos molinos harineros de agua. Estos ingenios aprovechaban la fuerza del río para mover unas “muelas” de piedra y convertir el grano en harina.

Harineras zamoranas. La tradición harinera está fuertemente arraigada en el ADN de esta provincia productora de cereales.En los últimos años se han recuperado harinas ecológicas antiguas como la de centeno y la de trigo «Do Pais» gallego y se ha rescatado un molino de piedra que sigue tratando este producto con este método ancestral, aportando ese matiz diferenciador: sabor y aroma similar al de hace décadas.
Porque cada río o arroyo impulsaba cientos de ruedas de molinos y las quilmas viajaban por los caminos y senderos hacia los hornos de leña, arrojados para elaborar el pan que sustentaba, y aún sustenta, a todos sin excepción, porque “Donde no hay harina, todo es mohina».

Setas silvestres con marca de garantía. Los bosques zamoranos atesoran gran riqueza de recursos micológicos, la recolección y consumo de hongos silvestres ha aumentado en los últimos años y con este aumento el mercado se ha llenado de productos de origen dudoso o poco específico.

El logotipo Setas de Castilla y León garantiza setas silvestres de calidad, recolectadas de forma respetuosa en los montes regulados en Castilla y León: robledales, pinares, encinares y otras arboledas con urces, jaras y chaguazos, Un origen conocido que marca la diferencia en cuanto a intenso sabor y aroma inconfundible.

Los amantes de las setas están de enhorabuena, se estima que los bosques de la comunidad tienen una producción bruta media de más de 31.000 toneladas anuales.

Este distintivo de calidad asegura el cumplimiento de los requisitos que exige la normativa vigente en cuanto a seguridad alimentaria (comestibilidad), e identificación del producto.

Desfile de denominaciones de origen. Recién terminada la vendimia nos encontramos ahora ante uno de los productos estrella de Zamora. La variedad de las cuatro zonas vinícolas de esta provincia ofrece matices para todos los paladares, DO. Toro, DO. Arribes, DO. Tierra del Vino y DOP. Valles de Benavente.

Aunque tres de estas denominaciones se asientan casi a orillas del río Duero, todas ellas ofrecen una gran diversidad de suelos -incluso de clima, en el caso de las terrazas de los Arribes- y por tanto de variedades de uva.
Buena cuenta de ello deben dar en la Asociación de Sumilleres de Zamora que desde aquí les mandamos un saludo.
El vino forma parte de la historia local y de su cultura más esencial, que impregna paisajes, construcciones y arte. Y hasta la lengua se muestra plena de referencias, refranes y alusiones al vino en la vida cotidiana.
«Vino de Toro, vino con tanto primor, que al hombre que no sabe de letras, lo hace predicador».

Os dejamos un enlace a la entrevista realizada por este periódico a D. Felipe Nalda Álvarez, Presidente de la D.O Toro.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de datos

Responsable: DON ENRIQUE GÓMEZ ARIENZA
Finalidad: Recepción y moderación de los comentarios, e identificación de los usuarios para interacción con ellos.

Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal
Derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir los datos, así como presentar una reclamación ante una autoridad de control, como se explica en la información adicional.
Información Adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra “Política de Privacidad”.

16 − 2 =