Rate this post

Yusuhara un pueblo de Japón,ofrece 30.000 € y casa con alquileres simbólicos a los jóvenes que se muden allí.

No es la primera vez que Japón se lanza a la búsqueda de jóvenes para sus cada vez más despobladas y envejecidas áreas rurales, ya lo hizo en 2015 con el pueblo de Nanmoku, el más viejo de Japón por aquel entonces.
Los intentos de elevar la natalidad no han funcionado y la emigración masiva de la gente joven a las grandes ciudades, en las que ya vive el 93 por ciento de la población, acelera la desaparición de los núcleos rurales del país nipón. Tokio ya cuenta con más de 36 millones de habitantes, más de la cuarta parte de los habitantes de Japón.
En esta ocasión se trata de la pequeña localidad de Yusuhara, situada en una zona montañosa remota de la Prefectura de Kochi, en la isla de Shikoku, en el sudoeste del Japón, a unas dos horas del aeropuerto más cercano.
Los intentos de elevar la natalidad no han funcionado y la emigración masiva de la gente joven a las grandes ciudades, en las que ya vive el 93 por ciento de la población, acelera la desaparición de los núcleos rurales del país nipón.En un anterior programa de captación las medidas tomadas dieron sus frutos y lograron que se establecieran 92 personas en el pueblo. “El objetivo es lograr que para 2020 haya una población de 4.000 habitantes” aseguró Mayuni Matsuyama, jefa de la sección de Planificación y Finanzas del Ayuntamiento de Yusuhara. Y para ello se realiza un gran esfuerzo ofreciendo 30.000 € a cada familia que se mude al lugar, además de proporcionar altas subvenciones para la construcción de casas y alquileres a un precio simbólico. Estas altas subvenciones provienen de la asignación que Yusuhara recibe del Gobierno de Japón y del Gobierno de la prefectura de Kochi para frenar la despoblación rural.
Japón es el país con mayor tasa de población anciana del mundo: el 26 por ciento de sus habitantes tiene más de 65 años, por lo que sufre escasez de trabajadores. La ONU estima que Japón necesita permitir la entrada de 17 millones de inmigrantes antes de 2050 para mantener su población en 127 millones. | E.B

| Imagen del pueblo de Yusuhara en la que destaca el mercado (Kengo Kuma) para la venta de productos locales que alberga en su parte trasera un pequeño hotel de tres plantas y quince habitaciones.