La aspirina: el milagro blanco

0

Soy José Mateos Mariscal, trabajador autónomo en en mi país, España, perjudicado por una crisis económica. Perdí todo: mi piso, mi coche, todo menos mi dignidad. Después de dos desahucios la crisis me transportó a Alemania con mi mujer y mis dos hijos (mi chica de 12 y mi chico de 8 en aquel entonces, 2013). Como cada sábado en familia paseamos , compramos alimentos para la semana y repasamos la historia de el país que nos acogió, hoy visitamos la Bayer de Wuppertal.

Felix Hoffman. Químico alemán, nace en Ludwigshafen, Alemania en 1868. Estudió Farmacia en la Universidad de Munich. A la edad de 29 años, trabajaba en un laboratorio público antes de entrar en la Bayer donde consiguió la síntesis en estado puro del ácido acetil salicílico.

Ayudando a su padre
Su padre, debilitado por un reumatismo crónico, le había solicitado que descubriera un medicamento que, a diferencia del salicilato de sodio, aliviara sus dolores sin destrozarle el estómago.

Hoffman estaba motivado por encontrar un remedio para aliviar los dolores reumáticos que sufría su padre, de tal forma que el 10 de agosto de 1897, el talentoso hijo tuvo éxito: anotó en su cuaderno de laboratorio que había logrado producir ácido acetilsalicílico (ASA) puro, una sustancia que poco después se haría famosa mundialmente con el nombre de aspirina.

La píldora mágica
Mas de un siglo después, este analgésico concebido inicialmente para combatir el dolor de cabeza y las fiebres gripales, lejos de desaparecer quedarse anticuado, es el medicamento más conocido y usado del planeta.

Investigaciones realizadas en la casa comercial propietaria de la patente, existen datos actualmente donde se dice que se consumen 216 millones de comprimidos al día en todo el mundo, son 2 mil 500 aspirinas por segundo. La aspirina es hoy un elemento cotidiano imprescindible en los botiquines, pero también una fuente inagotable de indicaciones terapéuticas.

Bayer fue fundada el 1° de Agosto de 1863 en Barmen – ahora distrito de la ciudad de Wuppertal – por el vendedor de tinturas Friedrich Bayer (1825-1880) y el maestro tintorero Johann Friedrich Weskott (1821-1876).

| José Mateos Mariscal

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de datos

Responsable: DON ENRIQUE GÓMEZ ARIENZA
Finalidad: Recepción y moderación de los comentarios, e identificación de los usuarios para interacción con ellos.

Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal
Derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir los datos, así como presentar una reclamación ante una autoridad de control, como se explica en la información adicional.
Información Adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra “Política de Privacidad”.

7 − seis =