5 (100%) 6 votes

Empieza la campaña pre-electoral, comienzan las batallas campales entre las distintas formaciones políticas, la mayoría se hacen llamar salvadores “progres” o salvadores de la “extrema izquierda”, pero ¿cuáles son esos milagros con los que nos van a sacar de estas situación en la que estamos inmersos?

Unos, culpan al partido acomodado en el PODER de tener las riberas de los río sucias (en realidad, la culpa va dirigida a la empresa adjudicataria de jardines…). Señores políticos denunciantes, ¿es que solamente nos acordamos de los ríos y sus riberas a un mes visto de las elecciones? Sepan ustedes que, sociedades de pescadores limpian desinteresadamente las riberas de los ríos desde hace mucho tiempo, extrayendo kilos y kilos de basura a lo largo y ancho de la provincia y siempre de modo silencioso, sin la búsqueda del reconocimiento social o la muy minuciosa y calculada intencionalidad con réditos políticos que ustedes, señores de la extrema izquierda, persiguen. Pero si mi análisis es equivocado, permítanme ofrecerles un consejo de pescador que sabe de lo que está hablando: Pónganse ropa de faena apropiada y únanse a limpiar nuestros ríos junto a los diversos colectivos antes mencionados.

Les sugiero que se pongan cuanto antes manos a la obra en vez de tanto denunciar porque de ese modo estarán participando activamente en la protección de nuestra rica y reconocida diversidad cinegética. Y ya de paso liberarían ustedes de carga de trabajo extra a nuestros muy saturados juzgados, que a buen seguro han de atender asuntos de mucha mayor gravedad que sus denuncias de precampaña.

Lo anteriormente expuesto es tan sólo un entremés de las majaderías expuestas durante los últimos días. El siguiente plato desencadenante de una indigesta sobremesa ha sido expuesto por otro de nuestros candidatables políticos, hablando de eliminar puestos de trabajo que ellos creen “prescindibles”. Dada mi ingenuidad connatural me pregunto a mí mismo qué puestos de trabajo estiman estos tipos prescindibles. ¿Serán, acaso, los suyos bien sean de alcalde, concejal, diputado provincial o procurador autonómico si salen electos en los próximos comicios locales y autonómicos?

Como segundo plato indigesto tenemos el lamentable espectáculo de ver a algunos representantes de la sociedad leonesa, Cuna del Parlamentarismo, arrojarse unos a otros sus listas electorales compuestas de un puñado de tránsfugas e imputados por las instancias judiciales.

Ya para finalizar el menú, como postre que dejará secuelas nefastas en nuestro ya muy deteriorado sistema digestivo “democrático”, ¿qué decir de aquellos aspirantes a representantes públicos que sugieren paralizar las investigaciones y detenciones en curso sobre nuestra casta política dirigente hasta pasadas las inminentes votaciones de finales de mayo? Esto ya es digno de un cólico nefrítico para cualquier español de bien que día tras día, a la hora de la cena, ha de asimilarla viendo noticias como ésta. Recurriendo a un popular y sabio dicho español: ¡El que la hizo, que la pague, señores! Ya sea en campaña electoral, en Navidad o el día de su cumpleaños.

Es mi intención, con esta exposición, plantear una pregunta retórica: ¿Esta clase política va a solucionar los problemas sociales más perentorios y acuciantes que arruinan a la sociedad leonesa? Evidentemente no.

Señores lectores: ¿Por qué no atendemos de una vez a los planteamientos formaciones políticas con claras propuestas sociales y nacionales? Pienso en un partido como DEMOCRACIA NACIONAL, cuyas propuestas contra la corrupción, su oposición al cortoplacismo político o su la prioridad en las políticas de empleo para los españoles han sido siempre una de sus señas de identidad. Porque si en esta España decadente tenemos seis millones de españoles sin trabajo y seis millones de inmigrantes ¿No será lógico que las políticas de empleo en España vayan orientadas hacia los españoles primero reajustando a su vez la presencia de foráneos, en especial indocumentados ilegales, que precisan de tantos recursos económicos en detrimento de la gente oriunda de nuestra tierra? DEMOCRACIA NACIONAL se compromete a librar nuestras calles de terroristas, ladrones, asesinos y traficantes y defiende el derecho a la vida de los no nacidos.

Señores, ¿Queremos luchar por lo nuestro y los nuestros, o queremos MÁS DE LO MISMO?

Jorge J.V.M.

Militante de Democracia Nacional.