2.4 (48%) 5 votes

En estas fechas en que la gastronomía adquiere su máximo protagonismo y las mesas se llenan de ricos manjares, nunca puede faltar un final dulce, de eso nos vamos a encargar hoy. “Para el postre siempre hay hueco, porque el postre no llena el estómago, llena el corazón”.
PASTELERIaHoy os traemos una selección de los mejores obradores de nuestra provincia: Dulces Santa Cecilia en Benavides, Yemas Conrado en La Bañeza, Panadería Escalada en Veguellina y Cadierno en Astorga. Estos profesionales artesanos utilizando recetas tradicionales e ingredientes de primera han conseguido «concienciar» al consumidor de las bondades de los dulces artesanos de Navidad.

Empezamos por el producto que identifica el sabor de la Navidad, el turrón. Un dulce con siglos de presencia que actualmente es fabricado con mimo en los obradores de nuestra provincia. La fabricación cercana implica, menos huella medioambiental, menos ingredientes añadidos y mejor calidad. Es el producto más genuino de estas fechas y nuestros productores leoneses se han especializado en su fabricación. Cada año nos sorprenden con novedosos sabores y formatos de un dulce cuya fama nos acompaña ya desde hace más de cuatro siglos y aumenta cada año, aunque se consume durante apenas un mes, no puede faltar en tu mesa.
Una parte importante del consumo se centra en los turrones clásicos, los conocidos como duro, blando y de un tiempo a esta parte el praliné de chocolate, pero hay consumidores que no se conforman con este trío y siempre esperan probar algo nuevo.
Este año te invitamos a probar los turrones de nuestra provincia, visitar obradores mencionados y elegir el que más os guste, te llevarás a casa un producto delicatesen. Cada vez son más los consumidores que optan por comprar en estos obradores familiares y no en las grandes superficies. El turrón artesano se ha convertido en «alta turronería» demandada por los consumidores más exigentes. Obtendrás un mejor producto, realizado con unas materias primas de calidad y de pequeños productores. Verás que han usado azucar, huevos, leche y almendras de origen natural y eso se nota.

INFORMACIÓN NUTRICIONAL DEL TURRÓN: En la dieta mediterránea, tan recomendada por los expertos, el turrón no desentona en absoluto, ya que sus ingredientes principales (frutos secos, miel y azúcar de caña) son fundamentales en la misma y nos aportan múltiples beneficios nutricionales. • Grasas cardiosaludables. Las almendras y las avellanas tienen un alto contenido en proteínas, que son necesarias para la formación de múltiples estructuras de nuestro organismo y que, al ser de origen vegetal, no aportan grasas saturadas ni colesterol. Al contrario, su grasa es cardiosaludable, la misma que encontramos en el aceite de oliva. • Proteína libre de colesterol. La clara de huevo está formada básicamente por agua y proteína, siendo esta última de fácil digestión y de muy buena calidad. Además, está libre de colesterol. • Fuente de energía. Los frutos secos son una gran fuente de energía, por lo que son ideales a la hora de realizar ejercicio. Asimismo, la miel también es muy energética y contiene vitaminas del grupo B y minerales (sodio, potasio, calcio, magnesio, hierro). EL TURRÓN Y SU MARIDAJE.

Y hoy vamos a ir un poco más allá y nos vamos a trasladar el momento de servir los turrones en la mesa, en muchas casas se descorcha la botella de champagne (mejor si se trata de alguno de los espumosos fabricados en nuestra comunidad) se realiza el brindis de rigor y se toma acompañando a los turrones. Pero existen otras posibilidades que merecen la pena ser exploradas. De hecho los entendidos dicen que los cavas no maridan muy bien con los turrones.
Lo más correcto para el turrón sería un vino dulce, un buen Moscatel o un Pedro Ximenez, siempre según los expertos.
Si el turrón es de chocolate, o de frutos del bosque, el vino tinto sería el ideal.
Y para los amantes del brandy comunicarles que es un buen contrapunto para el turrón tradicional, porque destaca el amargo de las almendras y la dulzura de la miel..

OTROS DULCES NAVIDEÑOS:

No sólo de turrones se vive en Navidad, es tanta la variedad que podrás encontrar en estos obradores que la decisión será difícil. Te hacemos una pequeña descripción de estos dulces artesanos:

PANETONELos mazapanes: A diferencia del turrón, el mazapán combina almendra y azúcar únicamente, se remata con su cocción y la adición de albúmina (clara de huevo batida).

Los empiñonados: Una mezcla de mazapán con piñones que harán las delicias de los amantes de este fruto seco. España produce 30.000 toneladas de piñón al año. No procede de plantaciones, sino que se recolecta directamente en el bosque. Castilla y León es la única región que tiene regulada la trazabilidad de la piña y del piñón con 90.000 hectáreas. En la imagen superior vemos los realizados en Dulces Santa Cecilia.

El panettone que nuestros pasteleros cada vez hacen más rico y está ganando adeptos, sobre todo entre los más jóvenes. Hay obradores como Cadierno que están haciendo un panettone artesanal que nada tiene que envidiar a los italianos tradicionales. Ya os contamos en ediciones anteriores la divertida historia de su nacimiento en la corte del señor milanés Ludovico Il Moro (la podéis recordar en la viñeta).

Las yemas: Un bocado delicado, de un sabor exquisito. Un dulce de color crema, tostado por su parte superior, y de textura similar a la de un flan, blanda y cremosa.
En su elaboración se utilizan materias primas de gran calidad en la que solo intervienen las yemas de huevo, azúcar y agua.
El éxito de este dulce es la perfecta combinación entre el dulzor y la yema.
Debido a lo delicado de su consistencia, se suele presentar en cajas de madera; la yemas en papel ligeramente engrasado o parafinado, y suelen venir una docena por caja en una sola capa, ya que no se pueden poner amontonadas.
La base para su fabricación podemos decir que es la misma que el conocido tocinillo de cielo, lo único que se presenta en porciones más pequeñas que este.
En Yemas Zorita de La Bañeza la receta ha pasado de padres a hijos, siendo una tradición familiar deliciosa.
Los coquitos, los polvorones, las tartas de Navidad, las pastas de almendra … y para terminar el roscón de reyes.

El Roscón de reyes: El dulce que despide la Navidad. Un brioche en forma de rosca, decorado con trozos de fruta confitada que guarda en su interior la llave para convertirse en rey por un día, ya que quien encuentre la figurita será coronado rey, pero si toca el haba… ¡se deberá pagar el roscón!
La decoración del roscón también tiene su significado: las frutas verdes y rojas simbolizan las esmeraldas y los rubíes que adornaban los mantos de Melchor, Gaspar y Baltasar. Y como todos los años queremos alertar de las denuncias realizadas por la Asociación de Pastelería con la salida al mercado de numerosos dulces que poco tienen de roscón, son sucedáneos congelados meses antes y horneados en estas fechas cuya composición no se corresponde con la original que debe incluir entre sus ingredientes el agua de azahar y el bollo fermentado con levadura madre lo que le confiere una ligereza muy especial. Aunque desde luego, eso sí, esta especie de simulacro del bollo tradicional tiene un precio mucho menor, pero no hay comparación posible. Os recomendamos encargarlo unos días antes y recogerlo la víspera recién hecho en Panadería Escalada y Dulces Santa Cecilia.
Todo el equipo de El Buscador les deseamos de corazón que pasen una Feliz Navidad y que tengan un próspero año nuevo.

|E.B