Nuevos miedos Covid-19

0

Covid-19, hace unos meses nadie sabría decir qué significaba, qué era, qué podía provocar. Hemos pasado meses, horas, minutos de ansiedad, tensión, estrés, tristeza, rabia… a razón de este virus que ha alterado nuestra vida de una forma abrupta y totalmente inesperada.

Confinados, aislados del contacto físico con las personas que queremos, viviendo con miedo y ansiedad cada noticia por lo incierto del presente y del futuro, hemos cambiado nuestras rutinas, hábitos…

Y ahora la puerta se abre, ya podemos salir, hablamos de nueva normalidad, de volver a retomar todo aquello que tuvimos que dejar a un lado, pero ¿es así de fácil?

Es normal que en este escenario muchas personas se vean con miedo a salir de casa y esto es así por una razón principal, hemos asimilado que la seguridad está dentro y el peligro está fuera.

Por lo tanto, el primer paso a dar para poder convivir con este miedo es aceptar que es normal, no hay que culpabilizarse ni sentirse distinto a los demás por tener miedo.

Pensemos que el miedo es algo completamente natural y necesario, el miedo nos protege de los peligros, es la luz roja que nos avisa de que algo puede suceder y por lo tanto buscar garantizar nuestra supervivencia.

Es normal que en este escenario muchas personas se vean con miedo a salir de casa y esto es así por una razón principal, hemos asimilado que la seguridad está dentro y el peligro está fuera.

LO QUE HAY QUE DIFERENCIAR ES EL MIEDO DE LA ANSIEDAD.

El miedo hace referencia a algo real, algo presente, mientras que la ansiedad es en referencia a algo futuro que aún no ha tenido lugar, veámoslo con un ejemplo.
Supongamos que vamos caminando por la calle y de repente nos encontramos con un tigre, ahí se activa el miedo que hará que huyamos, luchemos o nos quedemos paralizados, pero entenderemos perfectamente el miedo que nos inunda.

Ahora bien, supongamos que vamos caminando por la calle, pero no aparece ningún tigre, sin embargo, nosotros, pensamos: “¿y si ahora aparece un tigre?” ahí se nos dispararía la ansiedad, es decir, de un pensamiento, de nuestra imaginación, crearíamos un sentimiento real que nos afecta como si el tigre estuviese presente.

El pensamiento no es la realidad, este es el primer paso para poder manejar la ansiedad y el miedo que nos trae. En estos momentos podemos pensar que nos vamos a contagiar, que si salgo a la calle me va a pasar algo malo, que si toco algo en el supermercado me van a ingresar en el hospital… pero es primordial darse cuenta de que eso está en mi cabeza, no es la realidad.

¿CÓMO IDENTIFICAR Y CÓMO SUPERAR ESTE MIEDO, ESTA ANSIEDAD?

Lo primero lo que hemos dicho más arriba, no dejarse llevar por los pensamientos de manera inconsciente, ser consciente de que me lo estoy imaginando, de que es algo que no está sucediendo.

Hay un peligro real de contagio, cierto, pero para eso están todas las medidas de prevención y precaución. Que tu mente piense que te vas a contagiar, que te vas a morir, es algo imaginario, por lo tanto no podemos dejar que la imaginación controle los mandos de nuestra mente, tenemos que ser nosotros quienes llevemos las riendas, no le des alas.
Identifica los “y si…”, suelen ser los precursores de las suposiciones y nos dejan con una duda en el aire que no podemos asimilar. Toda frase que comience con un “y si…” es algo que no ha sucedido, date cuenta de ello.

EL AQUÍ Y AHORA.

En estos momentos de incertidumbre, de a cada día levantarse con prácticamente una noticia nueva sobre la situación mundial es más que imprescindible ser consciente del momento presente, de dónde estoy aquí y ahora. Sirve mirar el reloj, darse cuenta de qué hora es y de qué estoy haciendo en este momento para que mi mente no vuele lejos.

Una cosa es planificar, que es necesario y bueno, pero otra es divagar y adelantar acontecimientos.

Pide ayuda, a quien sea de tu confianza, a un amigo, a una amiga, a familiares, a profesionales, no escondas tu miedo. El saber y aceptar que en un momento dado se puede necesitar ayuda para superar un miedo es un acto de valentía que nos hace seguir avanzando, trata de que la vergüenza no te prive de superar algo que tiene solución, recuerda que el miedo es parte esencial de nuestra vida.

“Se trata de hacer con miedo lo que antes no hacía por miedo”
Ese es el camino.

| Pablo Fernández Díaz.
Psicólogo
Psicoterapeuta HumanistaCentro Kokoro
Psicología y Mediación.
T. 677 57 59 34
www.kokoropsicologia.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de datos

Responsable: DON ENRIQUE GÓMEZ ARIENZA
Finalidad: Recepción y moderación de los comentarios, e identificación de los usuarios para interacción con ellos.

Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal
Derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir los datos, así como presentar una reclamación ante una autoridad de control, como se explica en la información adicional.
Información Adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra “Política de Privacidad”.

doce − cuatro =