Opinion

Del chantaje a la tregua y al pánico

La histórica manifestación que tuvo lugar el 8 de octubre en Barcelona, respaldada por todas las asociaciones que han organizado las celebraciones de la Fiesta Nacional del 12 de octubre en Barcelona desde 2012, permitió constatar que la mayoría de los catalanes, respetuosos y callados hasta ahora, están dispuestos a defender la Constitución y el Estatut de Cataluña. Centenares de miles salieron a la calle, convocados en pocas horas, para

Cataluña: ¿Qué hará Francia si Madrid pierde el control?

A raíz del referéndum ilegal sobre la independencia de Cataluña, los habitantes de la comunidad autónoma tendrán que arrostrar un futuro lleno de tensión e incertidumbre. Los acontecimientos de los últimos días, sobre todo la (falta de) actuación por parte del gobierno de Mariano Rajoy frente al desafío secesionista, sólo han agravado la situación, permitiendo que se produzca una crisis constitucional no vista en España desde el fallido golpe de

La Cataluña bolivariana a la sombra de ETA.

Una semana después de la celebración del referéndum ilegal sobre la independencia de Cataluña, todo indica que el separatismo catalán está condenado al fracaso. España cuenta con todos los recursos necesarios para defender su integridad territorial. Quizá la única incógnita es si el Gobierno central estará dispuesto a tomar las medidas necesarias para impedir la secesión. Hasta ahora, el poder ejecutivo español se ha limitado a delegar el manejo del

Cataluña: el error merkeliano de Rajoy

La inmigración impulsó la AfD en Alemania. ¿Será la crisis catalana la fuerza motriz de VOX en España? Angela Merkel y Mariano Rajoy tienen mucho en común. Sus respectivos partidos pertenecen a la misma familia política y colaboran en diferentes agrupaciones europeas e internacionales. Ambos políticos han tenido sus más y menos con sus predecesores: el difunto Helmut Kohl, el legendario reunificador de Alemania, tachó a Merkel de „víbora traidora”,

La resaca del 1-O

Por fin, acabó el patético espectáculo que ha ofrecido el gobierno de la Generalitat a España y al mundo el 1-O. El ruido sordo de los helicópteros sobrevolando los cielos de Barcelona cesó hace unas horas y la mayoría de catalanes reanudaremos con normalidad nuestras actividades cotidianas mañana. Quizá no todos, pero sí la mayoría. Hay algo, sin embargo, que no volverá a la normalidad en bastante tiempo: la convivencia

VIOLADA EN CATALUÑA

Durante muchos años, con toda premeditación, alevosía, e insistencia, la han venido acosando a usted, señora Constitución Española, sin que el PSOE y el PP la defendieran como se merecía. Ahora, después de ser violada públicamente, dicen los separatistas catalanes, los muy delincuentes, que ellos, los que tienen por lema “España nos roba y puta España”, le hicieron lo que se merecía, pues ellos, sufridos y pacíficos amantes de la

¿COMPRO O ALQUILO MI CASA?

Que el mercado inmobiliario español está en plena recuperación es un hecho. Los precios están al alza, las ventas de casas aumentan mes a mes, la construcción también y cada vez es más fácil conseguir financiación. Sin embargo, no todos los vientos soplan a favor del mercado. Algunos, de hecho lo hacen más bien al contrario, restando algo de fuerza a la euforia colectiva. Tal y como sucedió durante la

¿PARA QUÉ LES PAGAMOS EL SUELDO?

Desde hace muchos años y ante el desafío separatista, algunos ciudadanos de Cataluña han estado gritando: “El lobo, que viene el lobo” (cf. El Buscador nº 71). Pero, ante este grito de peligro y de petición de ayuda, la reacción del Gobierno de Mariano Rajoy fue la de la liebre de la fábula (cf. El Buscador nº 78): prepotente, soberbia y sobrada, se tumbó a la sombra de un árbol,

El fervor catalán

Ha habido dos hechos que me han hecho pensar sobre el fenómeno que se vive en Catalunya. Es harto complejo, pero hay muchas cuestiones que se están dejando de lado, mientras que a la vez se abre la Caja de Pandora, dejando la razón fuera a ambos lados del conflicto. Recurren unos y otros a la legalidad, a la democracia, sin argumentar mínimamente. Me preocupa lo que sucede como consecuencia de

Una república sin derecho a réplica.

Bochorno es la palabra que cualquier demócrata sintió al escuchar a los portavoces de los grupos parlamentarios de Ciudadanos, PSC, PP y CSQEP en el Parlament protestar inútilmente contra los reiterados intentos de la presidenta Forcadell de silenciarlos para sacar adelante el cambio en el orden del día, propiciado por los grupos parlamentarios Junts pel Sí (JxS) y CUP, y aprobar, por vía de urgencia, la denominada “ley del referéndum