Rate this post

Locales sin uso ¿Tiene un local vacío? Quizás le interese transformarlo en vivienda y cambiarlo a usos más rentables.
Ante la avalancha de pequeños y medianos locales diseminados por las calles al margen de las principales arterias comerciales que han quedado vacios con la crisis y las escasas posibilidades de que puedan volver a ocuparse comercialmente, nuestra revista especializada en inmuebles www.aunainmobiliarias.com, se ha interesado por la posibilidad de darles uso al transformarlos en viviendas o en garajes.
Respecto al coste y los requisitos legales, algunos ayuntamientos han modificado su normativa con el objeto de facilitar estos cambios de uso, pero lo cierto es que las trabas de tipo urbanístico y las que pueda eventualmente plantear la comunidad de vecinos pueden ser decisivas.
Antes de realizar gasto alguno infórmese en el ayuntamiento acerca de los requisitos legales, y compruebe que la comunidad no prohíbe el nuevo uso en el edificio ni las obras que requiera su cambio.
No conviene dar pasos en falso porque hay gastos que no podrá recuperar: proyecto, tasas, obras, etc.
Hay incluso quien se plantea adquirir un local vacío para transformarlo en vivienda o garaje. En este caso la clave es el precio de compra. Creemos que puede merecer la pena solo si el coste de adquisición, más la reforma le supone como mínimo un ahorro del 50% sobre la compra directa de una vivienda o de la plaza de garaje. Por menos de esa cantidad no compensará dado que los riesgos de la operación son elevados.

Existen otras personas que también han aprovechado sus oportunidades: Bartimeo era ciego. Él estaba rogando al borde de la carretera, mientras que Jesús se acercaba, seguido de una gran multitud. Al enterarse de que Jesús pasaba, Bartimeo sabía de inmediato que se trataba de una oportunidad única, singular e inmediatamente gritó: “¡Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí!” Muchos querían silenciarlo, pero él gritaba más fuerte: “¡Jesús, Jesús , ten misericordia de mí! El maestro escuchó su voz insistente, se detuvo y lo sanó.
Para Bartimeo, el paso de Jesús a su lado era realmente una oportunidad que hay que aprovechar, una oportunidad que no se debe perder …. si has llegado tarde o si te has quedado fuera por la multitud que quería que dejaras de gritar a Jesús, no habrías tenido otra oportunidad, Jesús nunca pasaría delante de él porque se dirigía a Jerusalén, donde sería crucificado.
Algunas oportunidades solo se presentan solo una vez en la vida, así que tienes que agarrar a tiempo o sobre la marcha, como dicen.

Una oportunidad perdida es siempre una fuente de pesar. Tenemos que estar muy atentos a las llamadas de la gracia de Dios. Dios es paciente, pero pensamos que hay otras fechas o posibilidades de ser “salvado”, puede llegar a ser fatal. El tiempo es de Dios. La palabra de Dios nos urge a encontrarnos con el Señor de inmediato, porque estamos perdidos. El encuentro con Jesús significa, ante todo, creer en su mensaje de salvación para la vida eterna.
Cada invitación que se hace para ir al Señor siempre tiene un sentido de urgencia, ya que puede ser la última llamada y si nos descuidamos, puede ser la destrucción de vida.
“Hoy en día, si oyes su voz, no endurezcas tu corazón porque hoy es el día de la gracia “.
Por lo tanto, querido lector, aquí está nuestro consejo: “Aprovecha tu oportunidad! “

Feliz verano.

| Gonzalo García Vázquez
Experto financiero & Inmobiliario

gonzalo_infibank@yahoo.es