3.3 (66.67%) 3 votes

Concepto fundamental: la energía de nuestro cuerpo se reparte entre tres sistemas; Sistema inmunológico, Sistema motor y Cerebro. Cada uno tiene su función específica; no pueden estar trabajando permanentemente a tope todos a la vez. Hay que dar un equilibrio, y eso se consigue con la combinación BIBERN de elementos que trabajamos en el Instituto Español de PsicoNeuroInmunología (Biorritmo, Conducta, Ejercicio, Descanso y Nutrición).

Los ayunos entre comidas son igual de importantes que los nutrientes (algún fruto seco entre horas no pasa nada, y por supuesto agua siempre que se tenga sed…). Trata de comer cuando todavía haya algo de luz; comer muy de noche no conviene; vas a dormir mejor, y al día siguiente el cuerpo te pedirá moverte en ayunas antes de volver a comer…Déjame empezar esta vez por la nutrición. Trabajar con ‘un poco de hambre’, o moverse en ayunas, son los mejores mensajes de salud para nuestro cerebro y nuestro cuerpo. Ahí maximizas todo su potencial.
Los ayunos entre comidas son igual de importantes que los nutrientes (algún fruto seco entre horas no pasa nada, y por supuesto agua siempre que se tenga sed…). Trata de comer cuando todavía haya algo de luz; comer muy de noche no conviene; vas a dormir mejor, y al día siguiente el cuerpo te pedirá moverte en ayunas antes de volver a comer…
Olvidate del concepto “tengo que desayunar”…. Y empieza a manejar el concepto; “tengo hambre y necesito comer”.

NUTRIENTES NECESARIOS.

1- PROTEÍNAS Y GRASAS DE CALIDAD: Deberán estar presentes a diario, de una u otra manera.

Carne: las más recomendables son aquellas procedente de las aves (pollo, pavo, codorniz, perdiz). Si es posible, trata que el pollo sea de corral. De entrada, no interesa mucho comer el resto de mamíferos (ternera, cerdo, buey, cordero, conejo…)

Pescado: Deberá ser tu fuente de proteínas principal, trata de comer tanto pescado blanco como azul: sardina, caballa, boquerón anchoa, atún y bonito principalmente. También puedes comer el resto de pescados blancos.

Huevos: es importante que mires la numeración impresa en el huevo antes de comprarlo. Busca aquellos que empiecen por 0 ó por 1, descarta aquello que empiecen por 2 ó 3. Si cumple los requisitos marcados puedes comerlos como prefieras (excepto fritos) y en las cantidades que te apetezcan.

2- FRUTAS Y VERDURAS DE TEMPORADA.

Frutas: Especialmente interesante son la manzana, papaya y el mango, aunque puedes comer cualquiera. Trata de comer 3 piezas al día. No hace falta más.
Verduras: al menos 2 raciones diarias de verduras, preferiblemente cocinada, tipo verdura hervida, a la plancha y sobre todo en puré. Especialmente interesantes son en este sentido:
– Tubérculos Celulares: cebolla, puerro, ajo, cebolleta, nabo, zanahoria, calabaza, remolacha, calabacín, rabano, apio.
– Hoja Verde: alcachofa, acelga, espinaca, cardo, coliflor, brócoli, coles de bruselas, repollo, lombarda, espárragos y entre los crudos para ensaladas mejor la rúcula y el canónigo aunque también algo de lechuga de todo tipo, escarola, endivia.
– Hortalizas: Fundamentalmente el Tomate rojo y maduro y el pepino. En menor medida el pimiento y la berenjena.

Cuanto más varíes el tipo de verdura que ingieres mejor que mejor para tu flora bacteriana. Al menos 2 raciones diarias de verduras, preferiblemente cocinada, tipo verdura hervida, a la plancha, en puré. Especialmente la cebolla, el ajo y la verdura de hoja verde (espinaca, alcachofa, canónigo, acelga, calabacín, rúcola, brócoli hervido, endivia…). Te recomiendo que en la medida de tus posibilidades comas muchas cremas, gazpachos… mezclando ajo, cebolla, puerro, cebolleta, zanahoria, calabaza, calabacín, espinaca, etc. Trata de comer al menos dos raciones al día (comida y cena).
3-OTROS PRODUCTOS IMPORTANTES
Mariscos, algas, moluscos y crustáceos. Setas y champiñones.
Debes incorporar en pequeñas cantidades frutos secos sin tostar: nueces, anacardos, piñones, avellanas o almendras crudas. También puedes ayudarte de pasas y dátiles si necesitas un mayor aporte de energía.
Aguacates, algo de coco, aceite de oliva en crudo y vino tinto.
También puedes incorporar en pequeñas cantidades chocolate cacao mínimo 70% y algo de miel, como edulcorante pero en pequeñísimas cantidades (trata de que sea oscura y densa).
Algunas especias también son interesantes: curry y pimienta negra, el orégano, la albahaca, el romero.
Mantequilla; SI es de calidad (grasa por encima del 80%), lo más pura posible, es un buen alimento para el cerebro
El café solo y sin azúcar o té verde sin azúcar también puedes y debes tomarlo.

BEBIDA: Bebe con sed, y la sed la quita el agua; y cuando hay sed, se bebe todo lo que haya que beber. Otras bebidas muy recomendables son el vino tinto y la leche de Coco.

| Por Diana Jauslin
Médico y terapeuta del IEP
No te pierdas sus conferencias online. www. iepni.es