4.7 (93.33%) 24 votes

logo tradiccion y futuroDesde el pasado 28 de julio, figura inscrito en el Ministerio del Interior un nuevo partido político llamado “Tradición y Futuro”. La formación política se ha creado con gente de distintas tendencias, de izquierdas, de derechas, de centro…
El objetivo es defender el entorno rural, las tradiciones, los ganaderos, los agricultores, los apicultores, los cazadores, los pescadores, los taurinos, los galleros, los cetreros…
A todas esas personas que viven en el mundo rural, del mundo rural, a los que tienen como afición tradiciones que nos han acompañado toda la vida y que ahora con las tendencias de prohibiciones de los nuevos partidos que han surgido en el panorama político se sienten desprotegidas. También las personas que siempre han sido de derechas o de izquierdas y que ahora mismo no se ven representadas por las formaciones políticas actuales, tienen en “Tradición y Futuro” otra opción que ya creían perdida.
No somos políticos profesionales. Cada uno tenemos nuestra profesión y trabajo. El entregarse a un proyecto de estas características, supone sacrificios en el ámbito familiar. Me refiero a conciliar el tiempo que le dedicas a tu trabajo y a estar con tu familia, que se ve agravado con la dedicación a “Tradición y Futuro”, pero estamos obligados a ello puesto que vemos que ningún político se acuerda de nosotros.

¿POR QUÉ UN NUEVO PARTIDO EN ESPAÑA?
La Constitución, en su primer artículo, define España como un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico, la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.
La base de la ciudadanía democrática es la igualdad en libertad: igualdad de leyes para todos y todos iguales ante las ley.

¿QUIENES SOMOS TRADICIÓN y FUTURO?
Nace como partido trasversal, formado por ciudadanos con convicciones diversas que quieren hacerse oír y en donde son bienvenidos todos aquellos que sintiéndose abandonados o simplemente defraudados por las políticas que están haciendo los actuales partidos políticos y sus dirigentes, quisieran ser partícipes de una nueva idea, con una entrega firme y dedicada a todas las ciudades y pueblos, con la promoción de nuevas legislaciones que protejan el respeto a todos los colectivos y en especial a las áreas rurales, las tradiciones, el medio ambiente, la herencia natural e histórica, la biodiversidad y la conservación del Patrimonio Rural, a través de instrumentos de representación en dichas áreas con voz y voto en la legislación que les afecte, sin olvidar la defensa de la Constitución Española.
Nosotros somos ciudadanos como tú, cansados de lo que hay, de que legislen y gobiernen en nuestro nombre haciendo barbaridades, incoherencias y entendemos que hay que participar en la vida política, ser críticos con la legislación que hay sobre la calidad de la vida rural. La de los pueblos de todo el territorio español, de forma que todos los habitantes de las áreas rurales de España tenga derecho a una vida digna y al respeto que se merecen del resto de los habitantes de las zonas urbanas del país.

¿CUÁLES SON NUESTROS FINES?
Tradición y Futuro, tiene por finalidad contribuir de manera democrática a la determinación de la política en todo el Territorio Español, en sus diferentes Comunidades Autónomas, Provincias y Municipios, desarrollando su acción política en la sociedad de acuerdo con los documentos ideológicos, principios y valores aprobados por su Asamblea General, así como a la formación de la voluntad política de los ciudadanos, que en este momento no se sientan ni identificados ni representados por la actual clase política, que han dejado de lado la gestión de los recursos naturales, el Patrimonio rural, la agricultura, la ganadería, la tauromaquia, la caza, la pesca y un largo etc., en definitiva, el medio rural con nuestras tradiciones, cuando han sido unos de los pilares fundamentales de la economía en gran parte de los pueblos de España, llenándonos de leyes injustas, sin fundamento, en general desarrolladas por políticos incompetentes en las diversas materias, y que en casi todos los casos tienen el fin de “prohibir por prohibir”.

– Defendemos la Constitución Española, el desarrollo y protección del Estado del Bienestar, preservando unos servicios de Sanidad, Justicia y Educación, públicos, básicos, de calidad y de equidad en su acceso, provistos por el Estado, gestionados con eficacia y accesibles en condiciones de igualdad para todos los ciudadanos, independientemente del territorio en el que residan.
Para nosotros la Educación es un derecho, la Sanidad una necesidad y la Justicia una obligación, para ayudar al ciudadano a desarrollar su potencial plenamente como persona.

– Defendemos las actividades y tradiciones culturales de todos los pueblos del territorio español, especialmente aquellas que se desarrollan en los territorios rurales, sin olvidarnos del respeto que se merecen el resto de los habitantes de las zonas urbanas del país, así como la recuperación, conservación y explotación del Patrimonio Histórico rural y de nuestra herencia histórica, la promoción de una nueva visión de la naturaleza, basada en los auténticos procesos naturales y que necesita actuaciones claras y valientes para su salvaguarda, sin que se olvide el aprovechamiento de todos los recursos generados por esa naturaleza y que dignifican nuestro conjunto de bienes culturales agrarios.

– Defendemos la promoción de medidas racionales en política medioambiental que hagan compatibles el desarrollo económico rural con la protección del medio ambiente y especialmente de la biodiversidad, potenciando el ahorro energético, la investigación y la mejora de la legislación protectora de espacios naturales.

– Defendemos la separación efectiva de los poderes del Estado e independencia de la justicia, eliminado el control ejecutivo de los Órganos de Gobierno Judicial y de la Fiscalía.
Creemos que un Estado democrático ha de ser neutral ante todas las religiones, que respeten los Derechos Humanos y reconocemos el derecho de cada uno para profesar su religión y desarrollar sus creencias religiosas en libertad.

– El Estado deberá estar separado de cualquier religión, debiendo velar y trabajar para evitar que, amparados bajo supuestas creencias religiosas, nazcan organizaciones violentas, incluso terroristas y fanáticas.

– Un Estado de Derecho necesita una lengua común, cuyo empleo no sólo es elección personal sino, ante todo, instrumento político para la realización dialéctica de la propia democracia.
Todas las lenguas de nuestra nación son respetables y dignas de fomento, pero el castellano, es además imprescindible como vehículo de entendimiento general y debate de las cuestiones que atañen a toda la comunidad.
La enseñanza pública tiene que considerarla así y no como una más entre otras, cuando no como un molesto accesorio.

DISPOSICIÓN FINAL
Tradición y Futuro, no tiene como objetivo rivalizar con ninguna asociación, federación o cualquier otra entidad existente, sino ser la herramienta política que aglutine, represente y defienda en las instituciones, a todos estos colectivos y a todos los ciudadanos que se sientan identificados con los fines de Partido.

No creemos que nadie esté obligado a votar siempre lo mismo o a resignarse con las opciones políticas actuales, cuando ya le han decepcionado anteriormente.
Si compartes nuestras ideas incorpórate a Tradición y Futuro y haz posible con tu presencia y ayuda, que seamos una realidad.

E-mail de contacto: infotradicionyfuturo@gmail.com

|Pablo Núñez Sanz
(Secretario General)
|Enrique Gómez Arienza
(Secretario de Comunicación)