Rate this post

La formación magenta considera que la transparencia a la hora de gestionar el dinero público y los pasos en las adjudicaciones debe ser máxima.
Jueves, 8 de junio .

Recientemente el Presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera ha pedido perdón por las condenas que pudieran derivarse por la corrupción en la adjudicación de las eólicas en Castilla y León. Entendemos, por tanto, que esa trama es real y que ha habido corrupción en la adjudicación. El pasado martes se conocía la imputación de un exalto cargo. En este caso era su mano derecha.
Desde UPYD creemos que no es suficiente con decir que lo lamenta y que se ha enterado por la prensa. Ese tipo de excusas ya se utilizaron hasta la saciedad en los 90, cuando la corrupción arreciaba contra el PSOE. Eso debió servir para que la Administración, en sus diferentes niveles, pusiese medios para extremar los controles.
Lamentablemente estamos viendo que en Castilla y León no ha sido así. La gestión de Juan Vicente Herrera pasará a la posteridad como el político popular que conoció la corrupción entre los más altos cargos de su Gobierno por los medios de comunicación.
Nuestra Comunidad, al final de su mandato, va a quedar envejecida, despoblada, sin infraestructuras ferroviarias que la articulen y cohesionen, y con otras infraestructuras sin futuro ni perspectivas de rentabilidad y con un Presidente que se enteraba de la corrupción por la prensa.
Los castellanoleoneses no se merecen un Gobierno indolente y negligente en el cumplimiento de sus funciones. Esta manera de actuar es la que está llevando al envejecimiento progresivo y a la emigración de la juventud de una Comunidad en la que no ven futuro para progresar.
Los castellanoleoneses necesitamos un futuro para nuestra Comunidad. Y ninguno de los que hay actualmente en la Junta parecen dispuestos a proporcionarlo más allá de las palabras vacías y los “dimes y diretes” mientras por detrás se apoyan en sus acciones.