Rate this post

Con el mimo de acunar los versos. Con el sueño de cantar a la luna. Con estar al lado unos de otros y la poesía asomándose con timidez. Con la insistencia para que sea un latido de las plazas ocupadas de palabra, del arte que canta y se hace mirada.