jueves. 25.07.2024

Desde la sección sindical de CGT de limpieza y recogida queremos aclarar ciertas insinuaciones y enredos que se han trasladado a los medios de comunicación. Parte de la deuda que reclama FCC al Ayuntamiento de Ponferrada, que especifican en costes de personal, no es ninguna subida salarial de los y las trabajadoras del servicio de limpieza y recogida.

En el año 2010, los y las trabajadoras acordaron una bajada de su sueldo con el propio Ayuntamiento y con la empresa concesionaria (crisis 2007-2008) durante la vigencia del convenio, hasta el año 2016, que sería cuando fueran normalizados esos sueldos otra vez a la cuantía anterior. Esa fue la promesa del propio Ayuntamiento.

En el año 2016, después de un intento de negociación del convenio con la empresa concesionaria, llegó la anulación del contrato del servicio de limpieza y recogida a la empresa FCC. A raíz de esta anulación del contrato, el propio Ayuntamiento prohibió la negociación del convenio con FCC.

Al cabo de dos huelgas, se llegó a un acuerdo entre Ayuntamiento, empresa y los propios trabajadores, en el que parte del salario que habíamos cedido la iba a asumir el Ayuntamiento hasta que la empresa y los trabajadores lo pudieran incluir otra vez en un convenio, que sería cuando hubiera un nuevo contrato.

El coste de personal no es ningún regalo del Ayuntamiento a los trabajadores. Todo lo contrario, es una parte de su sueldo que cedieron al Ayuntamiento durante 5 años y que el Ayuntamiento volvió a restablecer transcurrido ese periodo.

Queremos recordar al señor Olegario que durante esa negociación en el año 2017, él mismo dijo públicamente que la reivindicación y recuperación de estos derechos era una reclamación lícita y justa.

Decir también que en tiempos de su mandato los trabajadores nunca pidieron ni un euro al Ayuntamiento. La huelga se convocó porque la empresa no quiere firmar un convenio con los trabajadores. Lo único que se pidió es que mediara en la problemática de los y las trabajadoras y el resultado fue ponerse en contra de ellos, intentando confundir a la ciudadanía.

Nos preguntamos qué intereses habría en todo este sinsentido. Tenemos claro que el interés y el patrimonio de la ciudadanía no es.

Si la única intención del anterior alcalde y su corporación era bajar el sueldo a los trabajadores de limpieza y recogida, deberían haber empezado por reducir los suyos primero. Su mandato ha dejado un servicio de limpieza y recogida descuartizado.

Ofrecemos nuestra colaboración y tendemos la mano al propio Ayuntamiento para ayudar en lo que estimen oportuno.

CGT aclara la deuda del Ayuntamiento de Ponferrada con FCC