martes. 05.03.2024

Según el Observatorio de la Ingeniería, en España, aproximadamente el 19% de las ingenieras se dedican a la ingeniería industrial, una cifra que se refleja de manera similar en Castilla y León, donde las mujeres colegiadas representan solo el 15%.

En este evento, tres ingenieras colegiadas compartieron sus experiencias y perspectivas en la profesión. Ana Bocanegra, CEO de FBocanegra Máquinas Especiales, destacó que las empresas buscan a las personas más capacitadas, independientemente de su género, y abogó por la igualdad y la conciliación también en el ámbito familiar.

Almudena Ortiz, profesora e investigadora de la Universidad de León, resaltó que la ingeniería no solo proporciona competencias profesionales reguladas, sino que también desarrolla habilidades de razonamiento, versatilidad y una cultura del esfuerzo. Afirmó que la ingeniería industrial tiene perspectivas vinculadas a los cambios socioeconómicos, subrayando la importancia de la formación continua.

Rosa Hidalgo, autónoma, enfatizó que la ingeniería le ha permitido trabajar en diversos campos, adaptándose a los tiempos y a su situación personal. Mencionó que cada nuevo proyecto representa un desafío y una oportunidad de aprendizaje. A pesar del cambio de mentalidad, señaló la necesidad de destacar figuras de mujeres ingenieras como referentes.

Aunque la presencia femenina en la ingeniería industrial ha aumentado, especialmente entre mujeres menores de 45 años, el informe del Observatorio de la Ingeniería destaca que la industria ha experimentado un descenso en su peso en el PIB español en las últimas dos décadas. Los participantes del evento enfatizaron la importancia de la conciliación, el esfuerzo y la gestión del tiempo en la profesión y abogaron por proporcionar a las mujeres igualdad de oportunidades y flexibilidad en el mercado laboral.

Avance de la participación femenina en Ingeniería Industrial en Castilla y León, aunque...