miércoles. 29.05.2024

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, ha intervenido en Bruselas en el plenario del Comité de las Regiones, en representación de la Comunidad, abogando por la restauración del equilibrio entre el lobo y el hombre, que considera actualmente roto. En su discurso, defendió la protección del lobo, aunque de manera más moderada.

"García-Gallardo destacó la majestuosidad del lobo, una especie que ha estado en peligro de extinción, pero enfatizó que hoy son los ganaderos de Castilla y León los que enfrentan esa amenaza", afirmó ante los representantes europeos.

El vicepresidente señaló que esta amenaza no solo se debe a los ataques a las cabañas ganaderas, que han aumentado en los últimos años, sino también a otras restricciones impuestas por las legislaciones vigentes.

Propuso una protección más moderada del lobo, que permita la caza en ciertas condiciones, junto con otras medidas de control poblacional. Destacó que desde que el Gobierno de España incluyó al lobo en el LESPRE, el listado de especies de especial protección, los ataques de lobos y las muertes resultantes han aumentado significativamente.

En 2023, se registraron 3.558 ataques de lobos a cabañas ganaderas, un 33 % más que en 2021, antes de la prohibición total de la caza de la especie. Además, el número de cabezas de ganado muertas en estos ataques alcanzó las 5.566 en 2023, un 30 % más que en 2021, según datos de la Consejería de Medio Ambiente.

García-Gallardo criticó a quienes se autodenominan ecologistas, señalando que sus medidas han perturbado el equilibrio entre la vida silvestre y los habitantes del medio rural, quienes son los verdaderos guardianes del medio ambiente y la biodiversidad.

En este contexto, instó a prestar menos atención a los grupos animalistas y más a quienes dependen del campo. "Es hora de volver al sentido común", concluyó durante su intervención en el plenario.

Castilla y León aboga en Bruselas por recuperar el equilibrio roto entre el lobo y el...