domingo 5/12/21

Carriedo presenta en las Cortes un Presupuesto para la recuperación económica y el empleo, dirigidos al mundo rural y la lucha contra la despoblación

El consejero de Economía y Hacienda destaca que los Presupuestos Castilla y León para 2022, que ascienden a 12.835 millones de euros, un 4,42 % más, están basados en un escenario económico prudente y realista, tal y como ha avalado la AIREF

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha presentado ante la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes el contenido del Proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad de Castilla y León para 2022, un documento elaborado en un contexto de crecimiento económico, pero que a su vez debe afrontar nuevos retos y desafíos.

Se trata del Presupuesto que incluye el mayor gasto público en la historia de la Comunidad, alcanzando los 12.835 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 4,42 % con respecto a 2021, y que servirá para hacer frente a las grandes prioridades de la Junta para 2022, que pasan por la recuperación de la actividad económica y el empleo, la prestación de servicios públicos esenciales de calidad, la apuesta por el mundo rural y la lucha contra la despoblación, así como el conseguir una Comunidad más verde, digitalizada e inclusiva, apostando por la transición ecológica y energética.

Fernández Carriedo ha explicado que se trata de un presupuesto inversor, que canaliza un importante volumen de recursos para aquellos sectores más afectados por la crisis sanitaria y a los que son el motor de la economía regional, destacando que las inversiones reales aumentan un 38,92 %. Asimismo, las cuentas para el próximo ejercicio tienen un carácter eminentemente social, para permitir atender con calidad los servicios esenciales, en particular los sanitarios, además de dar cobertura al Sistema de Servicios Sociales, la Red de protección a las personas y familias vulnerables, y la atención a personas mayores y con discapacidad.

El consejero ha destacado también que el Presupuesto 2022 se caracteriza por ser dinamizador de la economía regional -al apostar por la I+D+i y los apoyos a la financiación de proyectos empresariales-, así como integrador, pues contribuye a la cohesión territorial fomentando las oportunidades en el mundo rural y afrontando la lucha contra la despoblación, al tiempo que impulsa las transiciones estructurales hacia una economía regional verde, más digitalizada.

Además, las cuentas de la Comunidad para el próximo año son prudentes, pues mantienen una gestión responsable del endeudamiento que permite liberar recursos hacia la cobertura de las necesidades de la ciudadanía; participativas, pues incorporan los acuerdos del Diálogo Social; y potencian la máxima coordinación en relación con los fondos Next Generation EU, para aprovechar todo su potencial en la modernización de Castilla y León.

Asimismo, Fernández Carriedo ha destacado dos novedades importantes que se incluyen en el documento. Por una parte, el hecho de que el Presupuesto de 2022 es el primero que relaciona sus programas presupuestarios con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que plantea la Agenda 2030 de Naciones Unidas. Por otra, la incorporación de los Fondos europeos de nueva generación, como respuesta de la Unión Europea a la profunda crisis social y económica derivada de la pandemia de COVID-19, con el objetivo de conseguir unas economías más resilientes y mejor preparadas para los retos que plantea la doble transición ecológica y digital y que alcanzan los 624,42 millones de euros.

Unas cuentas elaboradas acorde a un escenario prudente y realista

Durante su intervención, el consejero ha manifestado que el Presupuesto se ha elaborado de forma coherente con el escenario macroeconómico proyectado para el próximo ejercicio que, tal y como ha avalado la AIREF, es prudente y realista.

En este sentido, para el próximo año se prevé un crecimiento económico del 4,9 %; una reducción de la tasa de paro hasta el 12 %; el aumento de los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo del 2,4 %; y una tasa de referencia del déficit de 0,6 %.

Fernández Carriedo ha recordado que, en el segundo trimestre de 2021 el PIB de Castilla y León ha experimentado un gran aumento con respecto al mismo trimestre del año anterior (17,8 %) y que los datos disponibles muestran una progresiva recuperación a niveles anteriores, que previsiblemente se superarán en 2022.

No obstante, el consejero ha añadido que estas previsiones, como es lógico, están sometidas a diferentes riesgos internos y externos, por lo que es importante ver cómo evoluciona la inflación -cuyo indicador adelantado la situaba en el 5,5 % en España-, así como el hecho de que puedan contenerse los altos costes de la energía y de las materias primas y se solucione el problema de la escasez de stocks y las dificultades de abastecimiento en algunos productos.

Ingresos: recaudación tributaria favorable y fondos europeos

Las previsiones de ingresos, ajustadas a la realidad actual, revelan que los ingresos por operaciones no financieras representan el 87,6 % del Presupuesto total y ascienden a 11.238,5 millones de euros, con un aumento del 8,74 %,

Por su parte, los ingresos por operaciones financieras se estiman en 1.596,5 millones de euros, y disminuyen su peso en el Presupuesto total, al que aportan el 12,4 %, reduciéndose un 18,38% respecto al presupuesto anterior.

Así, las previsiones por Impuestos Directos se estiman en 2.484,9 millones de euros, un 6,27 % más respecto a 2021, mientras que el importe global de los Impuestos Indirectos se incrementa un 3 %, con una recaudación estimada de 3.566,5 millones.

En el resto de capítulos, se prevé una recaudación estimada de 233,9 millones de euros en Tasas, Precios Públicos y Otros Ingresos; las transferencias corrientes se sitúan en los 3.696,6 millones; 23,2 millones de euros en ingresos patrimoniales; mientras que la previsión por enajenación de Inversiones Reales alcanza la cifra de 99,8 millones.

Asimismo, las Transferencias de Capital prevén un importante incremento del 121,33 % hasta los 1.133,6 millones, fundamentalmente por los recursos procedentes de la unión Europea; y en las operaciones financieras se refleja una previsión de 41,8 millones de euros, mientras que los pasivos financieros se reducen de manera importante (-18,88 %) hasta 1.554,8 millones de euros.

Tras exponer estas cifras, el consejero de Economía y Hacienda ha destacado varios aspectos concretos con incidencia en el montante global de ingresos. En este sentido, ha hecho referencia a las entregas a cuenta del modelo de financiación y la liquidación del sistema -6.862 millones, con una subida de tan solo el 1,53 % respecto al actual-, manifestando que se trata de una cantidad insuficiente para financiar los gastos ordinarios derivados de la prestación de los servicios públicos esenciales.

Además, Fernández Carriedo ha explicado que el bloque de recursos que más crece es el que tiene su origen en la Unión Europea. El aumento es de un 50,44 % para un total de 1.840 millones: 924,4 millones de euros de la PAC; 612 millones de los Programas Operativos tradicionales, que se han visto aumentados con fondos procedentes del REACT; y Fondos de nueva generación.

Respecto a las transferencias, procedentes fundamentalmente del Estado, disminuyen para 2022 en casi un 7 %, una bajada que según ha explicado el consejero está motivada por la disminución de los recursos previstos en concepto de Complemento de financiación extraordinaria, ante la negativa del Gobierno de España a crear para 2022 un fondo COVID no reembolsable para hacer frente a los gastos vinculados a la pandemia.

Otra de las cuestiones relacionadas con los ingresos se refiere al aumento del 5,8 % de los ingresos derivados de los tributos propios de la Comunidad, que se estiman en 743,7 millones de euros, una subida como consecuencia fundamentalmente de la recuperación de la actividad económica.

A ello se unen los 190 millones de euros correspondientes a la devolución de la mensualidad del IVA reconocida por Sentencia del Tribunal Supremo.

Por último, el consejero ha hecho referencia al hecho de que el Gobierno de España haya fijado el déficit de las Administraciones del Estado para 2022 en el 5 % del PIB y apenas haya asignado un 0,6 % del PIB regional para las Comunidades Autónomas, cuando entre sus competencias están las de prestación de los servicios públicos más esenciales como los sanitarios, los educativos o los sociales.

Así, las conclusiones de Fernández Carriedo tras analizar el estado de ingresos han pasado por manifestar que el Presupuesto crece por la favorable evolución de la recaudación tributaria en un contexto de crecimiento económico, por los fondos europeos de nueva generación y por el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Supremo relativo al IVA que se adeuda a la Comunidad Autónoma, mientras que el sistema de financiación autonómica contrario a los intereses de Castilla y León, la disminución relativa al fondo COVID y la reducción del volumen de déficit previsto impiden una mayor evolución presupuestaria.

Gastos: crecen más las operaciones de capital que las operaciones corrientes

El documento explicado ante las Cortes por el consejero de Economía y Hacienda incluye, dentro de los gastos, Operaciones no Financieras que absorben 11.621,3 millones de euros y suponen el 90,55 % del presupuesto de gastos.

Por capítulos, para Gastos de Personal, 4.404 millones de euros; para Gastos Corrientes en Bienes y Servicios se prevén 1.850,1 millones de euros; para Gastos Financieros se consigna un total de 230 millones; para transferencias corrientes, 3.126 millones de euros; las Operaciones de Capital ascienden a 2.010 millones de euros, un incremento es claramente superior al de operaciones corrientes; Inversiones Reales contará con 935 millones de euros; y las Transferencias de Capital alcanzan los 1.075 millones de euros.

Por su parte, las Operaciones Financieras cuentan con créditos por importe de 1.213,8 millones de euros, lo que representa un 9,5 % del Presupuesto total y una bajada del 7,42 %, que permitirá cumplir con los compromisos relativos al endeudamiento.

Consolidación del gasto social

En el análisis del Presupuestos, el consejero de Economía y Hacienda ha destacado varias cuestiones prioritarias en las que se centrará el trabajo del Gobierno de la Comunidad. Por una parte, la consolidación de gasto social, ya que las Consejerías sociales gestionarán el 78,24 % del gasto no financiero del Presupuesto. Ello supondrá un esfuerzo conjunto sobre el PIB cercano al 13% (7,05 % en Sanidad, 3,97 % en Educación y 1,93 % en Familia e Igualdad de Oportunidades).

Por otro lado, las Consejerías con mayor crecimiento son las relacionadas con el impulso de la actividad económica y la creación de empleo, responsables en gran medida de la ejecución de los nuevos fondos europeos.

Con todo ello, entre las prioridades de la Junta de Castilla y León se encuentra la recuperación de la actividad económica y el empleo, para lo que se cuenta con 109,71 millones de euros para impulsar propuestas que generen empleo, así como la presencia exterior de nuestras empresas; 396,88 millones (un 15 % más que en 2021) para actuaciones de formación para el empleo, economía social y mejora de la empleabilidad; 40,29 millones de euros para empresas de economía social y para la integración de personas con discapacidad, con un aumento del 16 %; y 36 millones para apoyo específico al sector comercial y al turístico, con el fin de aumentar la competitividad y la calidad de la oferta turística, y su posicionamiento como destino nacional e internacional.

A ello se suma el continuar con la prestación de servicios públicos de calidad, para lo que el Presupuesto 2022 ha destinado una elevada cuantía al sistema de salud: 4.396 millones para centros y servicios sanitarios, con un incremento del 17,4 % de los recursos destinados a programas de prevención y salud pública. Además, 474,65 millones de euros para programas de atención a personas mayores y con discapacidad; 348,56 millones para la red de protección a personas y familias; y 24,58 millones para ayudas de alquiler del Plan de vivienda.

En este apartado se apuesta también por mantener una enseñanza escolar y universitaria de excelencia y el presupuesto se incrementa en un 4,14 % hasta alcanzar 2.394,87 millones de euros. Se suman 75,7 millones para centros infantiles y servicios de conciliación de las familias; 22,2 millones para programas de empleabilidad y formación de jóvenes (se incluyen 29,03 millones en beneficios fiscales en su apoyo).

Respecto a la apuesta por el mundo rural y la lucha contra la despoblación, además de la fiscalidad favorable, entre las acciones específicas se incluyen: el Plan de Cooperación Local, que recoge 448,24 millones de euros para transferencias a Entidades Locales, (29,07 % más); y 294 medidas en materia de dinamización demográfica por 1.041 millones de euros.

Por último, el camino hacia una Castilla y León más verde y digitalizada, apostando por la modernidad: 406 millones para programas de Ciencia y Tecnología y 192,42 millones de euros para Transición energética y medioambiental.

Una política fiscal favorable

Durante la presentación del documento presupuestario ante la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes, Carlos Fernández Carriedo ha explicado que para la aplicación de estos Presupuestos se requiere la adopción de diferentes medidas, unas de carácter puramente ejecutivo y otras de carácter normativo que, por su naturaleza, deben adoptar rango de ley.

Así, la Ley de Medidas Tributarias, Financieras y Administrativas de este año recoge medidas de naturaleza tributaria y otras que afectan a la gestión y organización de la Administración Autonómica.

1.- Tributos. Destaca el que no se crean impuestos que afecten a los contribuyentes de Castilla y León. Al contrario, se bajan impuestos. Así, se recogen nuevas medidas fiscales de apoyo al medio rural.

Entre las nuevas medidas fiscales se contempla el incremento hasta un 40 % respecto a la deducción general en el caso de nacimiento o adopción en el medio rural de Castilla y León para las familias residentes en municipios de menos de 5.000; la creación de un tipo reducido del 2 % en las transmisiones de bienes inmuebles para negocios que constituyan centros de trabajo en el mundo rural; se establecerá un tipo reducido del 4 % en la transmisión de explotaciones agrarias prioritarias para agricultores profesionales que mantengan la explotación mínimo cinco años; y se aplicará una bonificación del 100 % en los arrendamientos de fincas rústicas en el Impuesto sobre transmisiones patrimoniales.

La política fiscal del gobierno autonómico también contempla la supresión temporal de la tasa por la participación en el procedimiento para la evaluación y acreditación de las competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral o de vías no regladas de formación, así como la congelación, con carácter general, del importe de tasas que se viene aplicando desde el año 2014. A ello se suma la bonificación al 95 % de las tasas de las licencia de caza y pesca.

Con todo ello se estima que para 2022 se incrementarán los beneficios fiscales destinados fundamentalmente los jóvenes, la vivienda y el empleo, alcanzando los 509,1 millones de euros.

2.-Medidas administrativas: se extiende el plazo de resolución de ocho meses previstos para poder dictar y notificar la resolución en los procedimientos de resolución contractual, también para las corporaciones locales y sus entidades vinculadas; y se modifica la Ley de Montes para prever la posibilidad de autorización de oficio para el levantamiento de la suspensión de aprovechamientos ganaderos y cinegéticos en pastizales herbáceos habitualmente destinados a actividades de pastoreo, en el caso de grandes incendios forestales o de incendios forestales en zonas de baja recurrencia.

Consejería de Economía y Hacienda

Otro de los capítulos a los que ha hecho referencia el titular de Economía y Hacienda de la Junta es el que corresponde al departamento que dirige, para el que se han designado 426,08 millones de euros, el 3,3 % del Presupuesto de la Comunidad.

En este apartado ha explicado que 166,7 millones serán para las competencias específicas de las diferentes Direcciones Generales, así como las funciones de coordinación y apoyo que corresponden a la Secretaría General, mientras que el Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) contará con 248,05 millones y el Ente Regional de la Energía (EREN) con 11,31 millones de euros.

En global, el Presupuesto de la Consejería de Economía y Hacienda muestra un incremento del 13,3 % (50 millones de euros) respecto al de 2021, la mayoría concentrado en los capítulos correspondientes a las operaciones de capital. Este hecho confirma el compromiso con la recuperación económica y la modernización de las estructuras productivas.

Así, para gastos de personal se destinan 95 millones; 28,7 para gastos corrientes en bienes y servicios; 4,67 para gastos financieros; y 14,3 millones en transferencias corrientes. En lo que se refiere a inversiones reales se destinan 56,2 millones y 138,1 para transferencias de capital.

Fernández Carriedo ha destacado el papel del ICE como instrumento esencial al servicio de la política de competitividad de la Administración de la Comunidad, para desarrollar programas de apoyo a la industria y de fomento de la competitividad empresarial. Para ello, ICE continuará trabajando en distintos aspectos:

1.- En materia de financiación, se prevé una nueva aportación de 57,9 millones para el Plan de crecimiento innovador para pymes y midcaps de Castilla y León, con la intención de cumplir el objetivo comprometido de superar los 200 millones a final de legislatura, alcanzando los 210 millones de euros.

- Se incrementarán las dotaciones del Fondo de Reindustrialización de Castilla y León y del Fondo para recursos endógenos: el Fondo para Reindustrialización aumentará en 10 millones, para financiar la recuperación de la actividad industrial y revitalizar las áreas desfavorecidas y el de recursos endógenos prácticamente se triplicará, con otros 10 millones para financiar proyectos que pongan en valor la utilización de los recursos naturales de Castilla y León.

- Se pondrá en marcha una nueva edición del Programa ICE Financia, con 8 millones, que a las 14 líneas de ayudas actuales sumará dos nuevas: una para proyectos de sostenibilidad y otra para proyectos que contribuyan a la recuperación económica tras la crisis de la pandemia.

- Continuarán vigentes, dada su buena acogida, algunas de las medidas extraordinarias de liquidez puestas en marcha a raíz de la pandemia, como el programa ICE Covid-10 y l línea destinada a áreas con medidas preventivas y restricciones de movilidad.

- Para promover la creación de empresas y la consolidación del tejido empresarial, y además favorecer la creación y el mantenimiento de empleo están previstos más de 25 millones de euros en 2022.

2.- En materia de innovación y emprendimiento se aprobará una nueva Estrategia de Emprendimiento, Innovación y Autónomos 2022-2027, con actuaciones que tienen reflejo en la Estrategia de Especialización Inteligente de Castilla y León RIS3. Entre ellas destacan:

- Se continuará con el Programa de apoyo a emprendedores en colaboración con el Consejo de Cámaras Oficiales para el periodo 2022-2023.

- 7,4 millones de euros para distintas Iniciativas territoriales (Ávila, Béjar, Salamanca, Soria, Medina del Campo, Benavente y Villadangos) y otros 4 para ayudas a la digitalización empresarial.

- Investigación y desarrollo para apoyar la I+D empresarial: 28,5 millones para las convocatorias de ayudas de apoyo a las empresas para que desarrollen o mejoren sus productos o procesos de fabricación; y 6,3 millones para el apoyo a los Centros tecnológicos de Castilla y León.

- 4,3 millones para servicios tecnológicos avanzados para Pymes; y se continuará apostando por la Compra pública Innovadora.

- El ICE gestiona y coordina el proyecto europeo INBEC - BIO-ECONOMÍA CIRCULAR, para lo que aportará 750.000 euros.

3.- En materia de infraestructuras empresariales, el consejero ha destacado que se destinarán 15,3 millones para su mejora y se continuará apoyando al sector de la automoción a través de los parques de proveedores, con una inversión de 3,5 millones.

Asimismo se continuará con la financiación de los gastos de inversión en suelo industrial promovidos por entidades locales, para lo que se han consignado 4 millones para el próximo ejercicio.

4.- En materia de internacionalización empresarial, el IV Plan de Internacionalización hará frente a nuevos riesgos y retos de la situación económica internacional y europea, y tendrá como objetivo general el fomento de la internacionalización de las pymes regionales, la captación de nuevas empresas y proyectos de inversión, y la recuperación del peso de la actividad industrial y del empleo en nuestra economía. El programa presupuestario contará con 5,35 millones de euros, destinados tanto a campañas de promoción como a líneas específicas de apoyo a la internacionalización empresarial.

Respecto al Presupuesto del EREN, que será de 11,3 millones de euros, Carlos Fernández Carriedo ha destacado que se está avanzado en la aprobación de la nueva Estrategia de Eficiencia Energética de Castilla y León 2030, alineada con los objetivos previstos en la Unión Europea y en España para mejorar la eficiencia energética, reducir el consumo de energía final y reducir las emisiones contaminantes, en concreto CO2.

Además, el EREN gestionará y tramitará las solicitudes de subvención relativas a instalaciones de autoconsumo y almacenamiento con energías renovables y energías térmicas renovables. El importe destinado, procedente de los fondos Next Generation, es de 38,18 millones (5,5 millones inicialmente en 2022) y el objetivo es el de instalar 45,1 megavatios de potencia en autoconsumo y 14,6 megavatios de capacidad en almacenamiento.

Por otra parte, se invertirán 1,4 millones en dos grandes instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo en hospitales públicos. Además, se seguirá realizando un importante esfuerzo técnico, para implementar y poner en producción todos los cambios necesarios para la optimización de la contratación energética de la Junta de Castilla y León, basada en la herramienta OPTE.

El documento del Presupuesto recoge también las aportaciones corrientes precisas para el funcionamiento de la Fundación Santa Bárbara. Así, la Fundación seguirá potenciando su labor en la Escuela Laboral del Bierzo, para mejorar la empleabilidad de personas desempleadas, residentes principalmente en las cuencas mineras, para lo que prevé unos gastos de explotación de 2.098.197 euros.

Deuda pública

En el proyecto de Presupuestos para 2022, los créditos de la deuda pública se cifran en 1.300 millones de euros, lo que supone lo que supone una disminución del 8,62 % con respecto al último presupuesto aprobado.

La partida destinada a gastos financieros contará con 224,6 millones de euros. Fernández Carriedo ha señalado que esta cifra registra un decremento interanual del 6,10 %, lo que conlleva un nuevo ahorro en concepto de intereses de casi 15 millones de euros con respecto a lo presupuestado en 2021.

Así, el consejero ha destacado que, un año más, se mantiene la senda descendente del gasto en intereses iniciada en 2015, por lo que son ya ocho años seguidos de rebaja, que se ha reducido en más de 200 millones de euros a pesar del incremento en el volumen de deuda autonómica. Además ha valorado la capacidad que tiene la Comunidad de acceso a los mercados de deuda, a lo contribuye de manera significativa la calificación crediticia que posee Castilla y León, y que atendiendo a la agencia de rating Moody’s es de Baa1, similar a la del Reino de España.

Entre los factores que determinan esta favorable evaluación se encuentran los niveles controlados de déficit y los moderados volúmenes de deuda.

Todo el ahorro en deuda pública, según ha destacado Fernández Carriedo, permitirá financiar con mayores dotaciones los objetivos del proyecto de Presupuestos 2022.

Carriedo presenta en las Cortes un Presupuesto para la recuperación económica y el...
Comentarios