martes. 18.06.2024

La Junta de Castilla y León realiza el recuento anual de aves acuáticas invernantes

En el último censo, realizado en enero del año pasado, se contabilizaron 67,408 ejemplares de 58 especies diferentes en 379 localidades. Las especies más abundantes, como el ánade azulón, la cerceta común, el chorlito dorado europeo y la grulla común, representaron más del 78% de los ejemplares detectados.

Castilla y León actualiza el censo para conocer el estado de conservación de las especies de aves acuáticas invernantes en la Comunidad
Castilla y León actualiza el censo para conocer el estado de conservación de las especies de aves acuáticas invernantes en la Comunidad

La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León llevará a cabo a lo largo de esta semana el recuento anual de aves acuáticas invernantes en la región. Este seguimiento, enmarcado en el Plan de Monitorización del Estado de Conservación de la Biodiversidad, tiene como objetivo principal obtener una visión detallada de las especies y poblaciones de aves acuáticas en la comunidad.

En el último censo, realizado en enero del año pasado, se contabilizaron 67,408 ejemplares de 58 especies diferentes en 379 localidades. Las especies más abundantes, como el ánade azulón, la cerceta común, el chorlito dorado europeo y la grulla común, representaron más del 78% de los ejemplares detectados.

Este programa de seguimiento anual, coordinado por la Consejería de Medio Ambiente, implica la participación de agentes medioambientales, celadores de Medio Ambiente y técnicos de los Servicios Territoriales de Medio Ambiente. También cuenta con el respaldo del personal técnico de la Fundación del Patrimonio Natural.

Desde 1967, la organización Wetlands International promueve este programa de censos de aves acuáticas invernantes en zonas húmedas a nivel mundial. En Castilla y León, este esfuerzo contribuye a proporcionar tendencias de poblaciones de aves a medio y largo plazo, siendo fundamental para la gestión y conservación de estas especies.

El análisis del último censo reveló una disminución en la población invernante de aves acuáticas en la región en comparación con años anteriores. Aunque algunas especies, como el ánsar común, experimentaron una reducción, otras, como el tarro blanco y la garceta grande, mostraron tendencias positivas.

Este seguimiento no solo contribuye al conocimiento y valoración de los hábitats de estas aves, los humedales, sino que también cumple con compromisos internacionales en materia de conservación de la biodiversidad. La información recopilada es esencial para informar sobre el cumplimiento de compromisos estatales y para alimentar el Inventario Español del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

Para obtener más información sobre los seguimientos de biodiversidad en Castilla y León, se puede visitar la web oficial de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio:

https://medioambiente.jcyl.es/web/es/medioambiente/medio-natural/monitorizacion-estado-conservacion-biodiversidad.html

La Junta de Castilla y León realiza el recuento anual de aves acuáticas invernantes