sábado. 20.04.2024

La mayoría de los empleos de personas con discapacidad se garantizan a través de la labor de Centros Especiales de Empleo (CEE), cuyo trabajo fue destacado durante la visita del vicepresidente Juan García-Gallardo al Centro Especial de Empleo Ensuma en Coreses (Zamora).

La Junta opera a través de dos departamentos para impulsar estas acciones: la Dirección General de Economía Social y Autónomos, encargada de gestionar ayudas para la inserción laboral en mercados protegidos y ordinarios, y el Servicio Público de Empleo de Castilla y León (ECyL), que facilita la inserción laboral de personas con discapacidad en obras y servicios junto a entidades locales.

Durante el año pasado, se invirtieron 45,4 millones de euros en estas políticas, marcando un incremento significativo del 27,3% respecto a legislaturas anteriores. La mayor parte de estos fondos, casi 39 millones, se destinaron a acciones en centros especiales de empleo, garantizando empleo para 6.600 personas con discapacidad. Otros 6,1 millones fueron asignados a actuaciones con entidades locales, insertando laboralmente a otros 1.100 trabajadores.

La baja inserción en el mercado ordinario se explica por las dificultades particulares de empleabilidad de las personas con discapacidad en Castilla y León, según el Plan Estratégico de la Economía Social. Es por ello que la Junta enfoca sus esfuerzos en apoyar la labor de los Centros Especiales de Empleo.

Castilla y León destaca como una de las comunidades más comprometidas en España con estas políticas, anticipando los importes de las políticas activas de empleo y aportando fondos adicionales para garantizar una mayor cobertura. En 2024, se prevé seguir mejorando estas ayudas, enfocándose en aquellos con especiales dificultades de empleabilidad.

La visita del vicepresidente Juan García-Gallardo al Centro Especial de Empleo Ensuma y a Hierros Manuel Vidal subraya el respaldo continuo del gobierno regional a estas iniciativas, incluyendo programas para la prevención de riesgos laborales.

La Junta destina 45,4 millones de euros para mantener empleos de personas con discapacidad