viernes 20/5/22

Nuevas medidas de fiscalidad diferenciada para el medio rural de la Junta

Suárez-Quiñones señala que revertir la pérdida de población es tarea de todas las administraciones y destaca las nuevas medidas de fiscalidad diferenciada para el medio rural de la Junta.
El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones
El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones

El consejero, tras felicitar al Ayuntamiento de Belorado por el proyecto ganador, ha puesto de manifiesto el conjunto de políticas de la Junta de Castilla y León que tienen un objetivo común y coordinado, que es llevar infraestructuras, los mejores servicios, actividad económica y una fiscalidad diferenciada al medio rural, como base de la mejora de la calidad de vida en nuestros pueblos. El consejero ha enumerado los contenidos de la Ley de rebaja impositiva urgente, cuyo procedimiento de elaboración ya se ha iniciado, y que incluyen importantes medidas específicas para el medio rural, como son el apoyo a la natalidad, elevando hasta el 40 % la deducción autonómica en el IRPF por nacimiento o adopción en el medio rural; el apoyo a las empresas, rebajando al 2 % el tipo reducido en las transmisiones de bienes inmuebles que constituyan centros de trabajo de negocios en el medio rural; al sector agrario, estableciendo un tipo reducido del 4 % en la transmisión de explotaciones agrarias prioritarias para agricultores profesionales; una bonificación del 100 % en los arrendamientos de fincas rústicas; o la bonificación del 95 % de las tasas por licencias de caza y pesca.

“Castilla y León es ya una referencia en aplicar una fiscalidad diferenciada especialmente favorable en el medio rural, ahora potenciada, un elemento más para transmitir optimismo e ilusión a fin de revertir, entre todos, el proceso llevándolo a una firme actividad de repoblación”, afirmó el consejero, quien destacó además la importancia de contar con los fondos Next Generation para la reconstrucción, transformación y recuperación de León y Castilla y de España “no sólo incluyendo al medio rural, sino siendo precisamente el medio rural el motor de esa recuperación”, además de otros apoyos de las Instituciones Europeas, que tienen en su agenda este importe problema que afecta a toda la Europa interior.

Proyecto Arraigo, ejemplo de cooperación para revertir la despoblación

Suárez-Quiñones situó en este contexto de recuperación y necesario optimismo el reconocimiento de la labor de dinamización rural que ha realizado el Ayuntamiento de Belorado y el Proyecto Arraigo, que resultó merecedor de la distinción que se ha entregado esta mañana.

Se trata de un proyecto social con colaboración pública que facilita la transición de nuevos pobladores desde el medio urbano al medio rural a través de la implicación de las comunidades locales, cuyo resultado ha sido atraer a 10 familias -67 nuevos residentes-  al municipio en los dos últimos años, revirtiendo el proceso de despoblación.

El inicio de su actividad en el año 2017 surgió como un proyecto familiar en respuesta al abandono de muchos pueblos en la provincia de Soria, apoyado por el grupo de acción local ASOPIVA y extendido posteriormente a otros territorios en España. El proyecto se desarrolla en la provincia de Burgos, exclusivamente en Belorado, pero es una realidad generalizada en Castilla y León, donde ha conseguido trasladar ya al medio rural a unas 250 familias.

Consiste en acompañar y asesorar a personas y emprendedores que buscan el cambio del medio urbano al rural y, al tiempo, prestar su servicio a ayuntamientos y otras entidades rurales en sus estrategias de desarrollo atrayendo a nuevos pobladores y apoyando el bienestar de su pueblo o comarca.

El consejero señaló que el fenómeno de la despoblación a afecta tanto a los pequeños municipios como a los grandes núcleos de población, incluidas las capitales de provincia, aunque puntualizó que son las zonas rurales las que se enfrentan a la mayor pérdida de habitantes

“Por eso, cuando hablamos de reto demográfico, se trata de frenar la pérdida de población, de revertir la dinámica poblacional, y se trata, fundamentalmente, de la supervivencia a medio-largo plazo de buena parte de nuestro medio rural. Poner freno al despoblamiento constituye uno de los mayores desafíos a los que actualmente nos enfrentamos”.

Suárez-Quiñones hizo un llamamiento a una cooperación global de todas las administraciones públicas y de la sociedad civil “si queremos que tenga éxito, exige la coordinación y unidad de acción a todos los niveles, local, regional, nacional y europeo, político, económico, social….público y privado”, concluyó.

Nuevas medidas de fiscalidad diferenciada para el medio rural de la Junta
Comentarios