jueves. 30.05.2024

Once sectores demandan mano de obra de manera urgente en Castilla y León

Según la última Encuesta de Población Activa, en la región la tasa de paro se sitúa en un 8,83%. Y aunque pueda parecer paradójico, el 53% (+18,3 p.p. interanuales) de los directores/as de recursos humanos de nuestro país reconoce tener problemas a la hora de reclutar talento y, además, consideran este como el principal problema al que su empresa ha de hacer frente en los próximos meses.
Trabajador de la construcción
Trabajador de la construcción
Tabla_Castilla y León

Según la última Encuesta de Población Activa, en Castilla y León la tasa de paro se sitúa en un 8,83% siendo la tercera más reducida del país. Aunque los datos son muy positivos dentro del contexto general, aún hay más de 98.300 personas desempleadas en la comunidad.

A pesar de este dato, y aunque pueda parecer paradójico, el 53% de los directores/as de recursos humanos de nuestro país (+18,3 p.p. interanuales) reconoce tener problemas a la hora de reclutar talento para su compañía ya que escasean ciertos perfiles cualificados en el mercado laboral que son muy demandados y, además, consideran este como el principal problema al que su empresa ha de hacer frente en los próximos meses, por encima incluso del estado general de la economía.

El pasado 2022 fue un año de crecimiento generalizado del empleo -tras las dificultades de 2020 y 2021- pero los datos del último trimestre del año ya evidencian un aumento mucho más lento de la creación de puestos de trabajo a nivel nacional. ¿Producirá esto un nuevo ajuste entre la oferta y la demanda de perfiles en el mercado de trabajo?

Lo cierto es que aun así hay sectores donde la falta de profesionales cualificados (por razones formativas, de fuga de talento a otros países, por la poca atracción hacia ciertos sectores con condiciones de trabajo más duras, por la falta de relevo generacional, etc.) viene siendo una tónica de nuestro mercado laboral desde hace años.   

Castilla y León no es una excepción y en la región existen varios sectores donde reclutar candidatos es especialmente arduo, lo que convierte a esos perfiles en los profesionales ideales para las empresas y las posiciones ideales en las que formarse o reciclarse para los candidatos/as.     

En este contexto, Adecco, líder mundial en gestión de recursos humanos, de la mano de su división Adecco Staffing (que ofrece soluciones de trabajo temporal, selección directa, RPO, estructuras onsite, formación y consultoría de RRHH) quiere mostrar qué sectores de actividad están buscando candidatos de forma más intensa en cada autonomía y lo presenta en su Informe Adecco sobre Perfiles más demandados.

Si bien cada autonomía tiene sus peculiaridades, hay ciertos perfiles que se están viendo más afectados por esta escasez a nivel general en todo el país. Es el caso de los/as profesionales del ámbito IT (que llevan años siendo los puestos más difíciles de cubrir y cuya demanda crece de forma exponencial sin poder formar al suficiente personal que sale de universidades, centros de FP y similares para cubrir esa alta demanda); del personal sanitario (si bien siempre han sido profesionales muy buscados, desde el estallido de la crisis sanitaria son más demandados que nunca a cualquier nivel: auxiliares, DUES, médicos/as, técnicos/as de laboratorio en la parte de Lifescience…); y de los perfiles técnicos y/o con titulación de FP asociados al desarrollo de la Industria como electromecánicos/as, carretilleros/as, soldadores/as, oficios, operarios/as para el sector de la alimentación, técnicos/as de calidad y de mantenimiento.

Pero también sucede esta escasez al buscar perfiles cualificados asociados al desarrollo de los Servicios como es el caso de comerciales y administrativos/as con idiomas, teleoperadores/as, y personal de hostelería (los últimos dos años ha podido apreciarse con más intensidad que nunca la falta de personal cualificado para cubrir la alta demanda de puestos que la reactivación de la actividad turística y hostelera tras la crisis sanitaria trajo asociada); y también, en general, es el caso de los ingenieros/as.

De hecho, muchos de todos estos perfiles gozan de lo que técnicamente se denomina pleno empleo o paro cero.

Tras esta carencia existen varios motivos que explican la situación y que tienen diferente origen y ámbito de actuación. Por ejemplo, la escasez de perfiles cualificados y bien formados en ciertos ámbitos (la Formación Profesional tiene una alta demanda especialmente dentro del sector industrial, muy por encima de la oferta existente, por ejemplo, y desde hace varios años es más solicitada en las ofertas de empleo que las titulaciones universitarias pero sigue teniendo menor tasa de matriculación de alumnos), el dominio de idiomas -cada vez más se solicita el conocimiento de una tercera lengua-, o la aplicación de las políticas activas de empleo (inversión en formación para el empleo, la escasa colaboración público-privada, errores en el diagnóstico de profesiones y sectores diana, falta de orientación y promoción de la búsqueda activa de empleo, etc.).

También se puede destacar la búsqueda de candidatos muy especializados, los turnos cambiantes para determinados puestos, los salarios poco competitivos en algunas regiones y para posiciones concretas y la falta de relevo generacional en algunos sectores menos atractivos para los jóvenes (por salarios bajos, penosidad, condiciones, etc.). Todo ello está provocando esta escasez de talento que en algunas autonomías ya es crítica.

En este contexto, para todas aquellas personas que están planteándose su futuro laboral, así como para aquellas en situación de desempleo que quieren reorientar su carrera profesional, en este informe encontrarán aquellos perfiles que las empresas necesitan incorporar, la mayoría de los cuales gozan de pleno empleo o tienen un índice de inserción laboral muy elevado. Son los perfiles que más están demandando las empresas en estos momentos de manera más urgente y con mayor volumen de demanda.  

Los sectores y perfiles con más tirón en Castilla y León

En la autonomía castellanoleonesa, son once los sectores que cuentan con posiciones difíciles de cubrir actualmente y que más mano de obra están reclamando.

En primer lugar, podemos hablar del sector de la agroalimentación, uno de los motores de la economía castellanoleonesa y la quinta industria a nivel nacional. Este sector, que da trabajo en la región a más de 147.000 personas, demanda trabajadores continuamente. Ahora mismo, los perfiles que más cuesta cubrir en esta área son operarios/as especializados y carretilleros/as con titulación oficial.     

Cuando se habla de escasez de talento en el sector industrial hay perfiles que destacan por encima de los demás, casi independientemente de la rama de actividad en la que nos fijemos, y la gran mayoría están vinculados con los oficios. En el caso de los perfiles industriales en general, la carencia de talento viene motivada por una mezcla entre los pocos profesionales cualificados y con experiencia que existen, necesarios para que no cese la actividad de las empresas pues realizan mantenimientos preventivos y correctivos en las líneas de producción, la falta de relevo generacional en las profesiones más “tradicionales” que no consiguen atraer talento joven y la alta movilidad de estos perfiles por motivos salariales.

En la región, la industria tiene un peso muy importante y hay posiciones muy demandadas como pueden ser técnicos/as de mantenimiento, mozos/as de almacén, operarios/as especializados y soldadores/as.      

Si además bajamos a ramas concretas de la industria, cada sector tiene sus peculiaridades en cuanto a búsqueda de talento. Por ejemplo, el sector farma-químico, que aglutina más de 200 empresas en la región, demanda profesionales para las tareas de operarios/as especializados y ayudantes de laboratorio.      

Otra industria en continua búsqueda de mano de obra y con gran peso dentro de la economía castellanoleonesa es la automoción. Este sector necesita también operarios/as especializados y técnicos/as de mantenimiento -como cualquier industria de la zona-, pero también carretilleros/as y técnicos/as de calidad.

En el sector de distribución y retail, se necesitan figuras específicas como dependientes/as y reponedores/as, sobre todo para trabajar en el punto de venta final.

Y en el sector de la logística y el transporte, muy centrado en la llamada última milla, se buscan repartidores/as y conductores/as (otro perfil que escasea en todo el ámbito nacional).   

No menos dificultades a la hora de incorporar talento tiene el sector tecnológico, donde escasean fundamentalmente los programadores/as, los/as desarrolladores/as web y posiciones similares (que van desde Ingenieros/as informáticos a analistas de datos o expertos/as en ciberseguridad).

El principal obstáculo en la región -pero también a nivel nacional- para cubrir estas posiciones es el alto perfil cualificado del que se trata. Los perfiles IT tienen en común la necesidad de tener una formación superior muy específica (ya sea ingeniería, grado o Formación Profesional, aunque cada vez más se apuesta por otro tipo de formaciones como bootcamps o similares) y en constante evolución, son escasos en el mercado, gozan prácticamente de pleno empleo y forman parte de un prototipo de candidato/a que trabaja por proyectos, de ahí la dificultad para captar nuevos profesionales. A todo esto, hay que añadir la brecha de género que vive este sector, ya que no es capaz de atraer talento femenino a sus posiciones a pesar de las remuneraciones y la cantidad de ofertas vacantes. Las mujeres apenas ocupan 1 de cada 4 puestos de trabajo relacionados con las llamadas STEM.

A continuación, mención especial merece la hostelería. Este es un sector donde la carencia de personal cualificado ya era crónica hace años y la pasada crisis sanitaria (con sus prolongados ERTES y despidos) terminó de provocar una fuga de talento del personal hostelero hacia otros sectores. Esa crisis hizo que muchos trabajadores/as de la hostelería se reubicaran en otros empleos lo que, unido a esa falta de profesionales cualificados en origen y la estacionalidad característica de algunos puestos, hacen que cada vez sea más complicado cubrir los puestos que necesita una industria clave para la economía de la región y que emplea a más de 75.000 personas en Castilla y León.

Así se necesitan camareros/as (de pisos, de sala…), cocineros/as y ayudantes de cocina con asiduidad, aunque cualquier tipo de perfil dentro del sector tiene hueco en el mercado laboral castellanoleonés.       

Vinculada a esta industria, pero también al mundo empresarial en general, desde el sector servicios se busca también continuamente personal de limpieza y mantenimiento.

Y dentro de este sector también hay dificultades para encontrar perfiles office como administrativos/as y auxiliares administrativos. Para estos puestos el conocimiento de otras lenguas es muy importante ya que en ocasiones son demandados por grandes multinacionales o empresas con departamentos de exportación/importación donde dominar diferentes idiomas está muy cotizado.

Igualmente, el sector contact center -que da trabajo a casi 10.000 personas en la autonomía castellanoleonesa- está en búsqueda continua de operadores/as de venta telefónica.      

 

¡

Once sectores demandan mano de obra de manera urgente en Castilla y León