domingo. 14.04.2024

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, en compañía del consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas, y la directora general de Producción Agrícola y Ganadera, Teresa Rodríguez, ha instado a la responsable de Sanidad Animal de la Comisión Europea (CE), Joanna Stawowy, a flexibilizar el reglamento comunitario de saneamiento animal que está afectando negativamente a los ganaderos de la región.

Durante la reunión celebrada en la sede de la Comisión Europea, García-Gallardo ha presentado ocho propuestas para flexibilizar los controles veterinarios sin comprometer la seguridad sanitaria. Estas medidas buscan obtener el respaldo comunitario frente a las demandas más urgentes del sector ganadero.

Al salir del encuentro, García-Gallardo ha asegurado a los medios de comunicación que la Junta siempre estará del lado de los ganaderos para defender sus reivindicaciones y alcanzar sus objetivos. Sin embargo, lamentó la falta de apoyo de otros gobiernos regionales en esta exigencia ante la Comisión Europea.

El vicepresidente de la Junta ha destacado que la normativa comunitaria vigente en materia de saneamiento animal, establecida en 2020 y que aborda la tuberculosis bovina, es un error que no logra erradicar la enfermedad y está asfixiando a los ganaderos, empujándolos al cierre de sus explotaciones. Advirtió que si la situación persiste, los ganaderos de Salamanca y el resto de Castilla y León se verán obligados a cerrar.

García-Gallardo expresó su preocupación ante la Comisión Europea y resaltó que el cierre de dos explotaciones ganaderas al día en España afecta no solo a la economía, sino también a la soberanía alimentaria del país.

Además, el vicepresidente denunció la injusticia de detener los movimientos de todo un ganado debido a un falso positivo y subrayó la necesidad de que la Comisión Europea flexibilice el reglamento de 2020. Enfatizó que la Junta ha hecho todo lo posible dentro de sus competencias y ahora es responsabilidad de la Comisión tomar medidas adicionales.

Asimismo, García-Gallardo señaló que esta es la tercera vez que viaja a Bruselas para plantear las demandas de los ganaderos y reunirse con el equipo del comisario Janusz Wojciechowski. Destacó que Castilla y León es una de las regiones más ganaderas de España y que los ganaderos se encuentran en una situación crítica debido a la sequía, la guerra en Ucrania y la inflación, lo que dificulta aún más su situación.

Por último, el vicepresidente destacó que la Comisión Europea es consciente de que las restricciones impuestas a los ganaderos no están funcionando y que están siendo afectados no solo en España, sino también en Italia, Polonia y Dinamarca. Aunque se mostró optimista ante la receptividad de la responsable de Sanidad Animal de la Comisión, Joanna Stawowy, y mencionó que se abre una pequeña puerta para una posible revisión del reglamento en los próximos meses.

El saneamiento está “ahogando a nuestros ganaderos”