sábado. 13.08.2022

León ha vuelto a registrar en el mes de abril un aumento del número de parados inscritos en las oficinas del Servicio Público de Empleo, en línea con los preocupantes indicadores económicos consecuencia de la crisis provocada por el covid19. Se han destruido 2.166 empleos en el mes de abril (+ 6,97%) . Estos datos dejan a León con un total de 33.238 parados, 2.741 más respecto a abril del pasado año 2019 (+8,99%).

Como ya se había anunciado, es el sector servicios en el que mayor impacto ha tenido esta crisis del covid19, destruyendo 1.515 empleos el mes pasado en la provincia. Un sector que, durante esta época del año, marca uno de sus mejores registros coincidiendo con la Semana Santa.

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, León perdió 3.437 afiliados en el mes de abril (-2,20%) y más de 5.000 afiliados respecto al mismo periodo del año anterior (-3,26%).

Cifras desalentadoras en las que, sin embargo, no se tienen en cuenta a los más de 22.000 trabajadores de la provincia que se encuentran bajo un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Ante esta situación, Fele considera que la crisis de emergencia sanitaria que vivimos está teniendo ya graves consecuencias en la actividad económica en la provincia por lo que es imprescindible una mayor coordinación entre administraciones y agentes sociales que busquen apoyar a los trabajadores y especialmente a las empresas como generadoras de empleo.

Es fundamental la adopción de un plan de choque en las distintas administraciones, como ya ha solicitado la federación en varias ocasiones, a través del cual se adopten medidas excepcionales para una situación excepcional. Medidas como el aplazamiento de impuestos y pagos hasta que las empresas generen un flujo de caja, suprimir las cuotas empresariales a la Seguridad Social en ERTEs y reducir las cuotas sociales para aquellas empresas que se comprometan a mantener el empleo en condiciones y plazos claramente delimitados. También es imprescindible  facilitar la financiación de las empresas a través de más créditos ICO para inyectarles liquidez o evitar el aumento de impuestos y cargas tributarias a las empresas. Todo ello con el objetivo de preservar el tejido productivo y, con ello, garantizar que la actividad económica se recupere de forma ágil y continuada.

La gestión de estas medidas han de hacerse de forma coordinada teniendo en cuenta a las distintas administraciones regionales y locales, además de a las patronales, que son los que mejor conocen la realidad de sus territorios.

León pierde en abril 2.166 empleos
Comentarios