viernes. 12.08.2022

Si estás pensando en crear un negocio propio y convertirte así en un emprendedor o por el contrario necesitas un tipo de crédito o financiación para poder llevar adelante un emprendimiento personal, puede que la falta de información y todos los requisitos que te exigen te esté reteniendo en la posibilidad de hacer ese sueño una realidad, como nos detallan nuevos emprendedores.

Aunque existen diferentes vías de financiación dependiendo del objetivo que se pretende alcanzar, en algunos casos se hace tarea imposible. La solicitud de un préstamo bancario suele ser la primera solución que aparece en nuestra mente pero todos los requisitos que se nos exigen y los grandes intereses podrían convertirnos en una persona no apta para este tipo de créditos.

La financiación no bancaria a pymes, en cambio, se está erigiendo como una solución óptima para las pequeñas y medianas empresas. Aunque el volumen de nuevos préstamos concedidos por la banca a las pymes creció el año pasado por primera vez desde hace seis años, son los préstamos vinculados al crowdfunding y las entidades financieras privadas las que están revolucionando el sector. Debido a ello, el Consejo de Ministros aprobó a principios del año pasado un anteproyecto de ley para el fomento de la financiación empresarial. Este interés por regularizar el sector es sintomatológico del auge de estas nuevas formas de financiación.

Aunque dentro del epígrafe de estas entidades de crédito se incluyen una diversa tipología de prestatarias, son dos las que, debido a su proliferación y gran éxito, están en el centro de las miradas de los supervisores: las empresas de préstamos entre particulares (o P2P) y las especializadas en minicréditos.

Tal y como nos comentan de la empresa financiera www.infiban.com, las diferencias entre ambas formas de financiación son significativas aunque comparten un espíritu parecido en lo que respecta a la facilidad de gestión y la velocidad de sus procedimientos. Estas son algunas de sus características:

Prestamos P2P

Entidades que sirven como plataformas intermediarias para préstamos entre particulares. El funcionamiento es sencillo, y está dirigido tanto a personas que esperan extraer rentabilidad de su dinero poniéndolo a disposición de otros usuarios, como de otros que necesitan un préstamo de dinero de manera rápida. A estos últimos, al inscribirse en la plataforma, se les asigna un scoring o factor crediticio de riesgo que es valorado por los prestamistas para otorgar el crédito.

Las cantidades pueden ir desde los 6000 a los 25.000 euros y las condiciones de devolución y recobro en caso de impago están descritos en los términos y condiciones de las páginas web.

Desde infiban.com nos apuntan a dos aspectos clave que impulsarían los préstamos P2P en España:

- La necesidad de financiación para millones de inmigrantes sin un historial crediticio.

- El bajo coste de entrada en el desarrollo de plataformas P2P en internet.

Si las entidades se registran como servicio donde la gente se da de alta para prestarse dinero a cambio de una comisión, la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores )no pondría obstáculos.

"De todas formas, para suponer una amenaza real a la banca deberían ocupar una cuota superior al 1% del mercado crediticio en España y eso yo no lo veo", aseguran en infiban.com

Donde el P2P lending ha calado es en EE UU. La compañía líder, Prosper, fundada en febrero del pasado año, ha logrado 510.000 personas registradas y un volumen de gestión de préstamos de 100 millones de dólares. Lending Club, nacida hace seis meses como una aplicación más de Facebook, acaba de recibir el visto bueno para operar en los 50 estados del país. Y Virgin Money, de Richard Branson, compró en mayo la compañía Circle Lending, dedicada a préstamos entre familiares y amigos. Una industria en pleno crecimiento pese a la desconfianza generada por la reciente crisis crediticia.

| Gonzalo García Vázquez

Experto financiero & Inmobiliario

[email protected]

Opciones para la financiación no bancaria a pymes.
Comentarios