jueves. 30.06.2022

IDENTIDAD NACIONAL, REFERÉNDUM Y POLÍTICA.

En estas épocas de plurinacionalidad e inquietud sobre la identidad Española, quiero explicaros que no estáis solos. Es más, en España la identidad nacional es relativamente sencilla en comparación. Piensa: ¿Cual es vuestra selección de fútbol? (España) ¿Y el equipo Olímpico? (España) ¿Y el nombre oficial del estado? (Reino de España).

Compara: Mi selección de fútbol es Inglaterra. Mi equipo Olímpico es Gran Bretaña, y el nombre oficial del Estado es el Reino Unido, que tengo que usar para dar mi nacionalidad en Internet, por ejemplo.

Para usar un ejemplo: Gareth Bale, el mejor jugador que tiene actualmente Real Madrid, es Galés. Es decir, le puedes decir que es Británico, pero no le gustaría que le llamases Inglés, porque no lo es.

Las mismas corrientes de nacionalismo que hay en España se perciben en el Reino Unido. Hace años la gente se consideraba o se autodenominaba ‘Británico’ mucho más que hoy en día. Ahora la bandera de la unión – el famoso azul, rojo y blanco - casi no se ve en acontecimientos deportivos de Inglaterra, siendo reemplazado con la cruz roja de San Jorge.

Mientras en España, se han quejado mucho de tener un líder ‘inmovilista’, en el Reino Unido tenemos un primer ministro adicto a las emociones fuertes. No gasta su dinero en partidos de poker, ni hace puenting. Simplemente se dedica a hacer referéndum cada dos por tres.

TEXTOHace unos años hubo un referéndum por un cambio en el sistema político (resultado: que quede como esta), luego un referéndum por la separación de Escocia del Reino Unido (resultado: que quede como esta), y ahora uno para seguir o no en la Unión Europea. Lo más lógico sería pensar que David Cameron quiere estos cambios, si es él quien impulsa estas consultas. De hecho, después de consentir el referéndum, siempre ha hecho campaña en contra. Parece extraño, pero su teoría es que solo se puede zanjar tensiones o problemas de identidad por consulta popular. ¿Te suena el argumento?

Hasta hace poco le daba la razón. Lo que he visto para cambiar de opinión es la reacción en Escocia apenas 8 meses después de la consulta popular. El partido nacionalista escocés - perdedores en el referéndum - arrasó en las elecciones generales, ganando 56 de 59 escaños en su territorio. Inmediatamente se empezó a oír de nuevo voces hablando de un segundo referéndum de independencia.

Estoy seguro que lo mismo pasará con el referéndum sobre Europa. Si el resultado es quedar en Europa, los ‘Eurosceptics’ ni se callarán ni se darán por vencidos. Las consultas obligan a la gente a tomar partido, incluyendo a muchos a quien no les interesa normalmente la política, y efectivamente funcionan como una bola de nieve.

Lo más irónico de la situación escocesa es que un segundo referéndum sería inevitable y justificado si el Reino Unido aprobase su salida de la Unión Europea. ¿Por qué? Porque una de las razones principales por la cual decidieron seguir siendo británicos hace dos años era precisamente para quedar en la UE. Si sale el Reino Unido en conjunto sería razonable que los escoceses exigiesen otra consulta para poder entrar.

O sea, que debates sobre identidad, referéndum y política no son en absoluto monopolio de España. En mi próximo artículo hablaré de los argumentos que usan los que quieren salir de Europa.

Os dejo con este ejercicio sobre el sistema político en el Reino Unido. El ejercicio completo y las respuestas están en mi página web: profesornativogratis.com. Recuerda que también puedes comprobar la pronunciación y significado de cada palabra pinchando en ella dos veces.

PROFESOR NATIVO GRATIS
Comentarios