domingo. 03.07.2022

 HOY ES UN BUEN DÍA PARA SONREÍR

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Chistes para el café

Dos gitanos que se encuentran por la calle  y le dice uno al otro:

-Compadres, que he llegao a una cunclusión, sabias que todas las palabras güenas acaban en “ar” como comprar,robar, cantar, bailar.

Y dice el otro gitano:- Y trabajar

Entonces el primer gitano dice: - No, que si dice trabajal

 

 

Está Patxi hablando con Antxon….

Patxi: Aupa Antxon Aibalaostia!, ¿Sabes?, El otro día me encontré una lámpara cojonuda de esas que brillan más que el Gujenjein. Pues oye, que saco el pañuelo y la froté y froté y... Que salió un genio azul enorme!, como te lo cuento!, ¡me quedé tan estupefacto como cuando mi tocayo se hizo Lehendakari!

Antxon: Aibalaostia Patxi, cuenta, cuenta, ¿te concedió tres deseos pues?

Patxi: Bueno, es que me dijo que él también estaba en la crisis esta y que solo me podía conceder un deseo a elegir entre dos: o tener la mejor pitxa del mundo o tener la mejor memoria del mundo.

Antxon: ¿Y qué elegiste?

Patxi: Coño Antxon, ¡que ahora no me acuerdo!

 

 

-Dos cazadores se encuentran en un bar y, surge una conversación sobre perros. Uno de ellos asegura que tiene el perro más grande del mundo y el otro se pica y alega que el suyo, sin haberlo visto, es más grande. Ambos se apuestan una cena.

El segundo de ellos se va pensando que ‘a ver de dónde sacaba un perro, porque ni si quiera tenía uno.

Al día siguiente se encuentran.

El primero trae un San Bernardo de 2 metros y el otro una tortuga terrestre de 37 kilos. Al verlo, el primero pregunta que ‘qué demonios era eso’, y

el dueño de la tortuga contesta: ‘pues mira, el perro no he atrevido a cogerlo, pero aquí te traigo una garrapata que tenía pegada en la oreja…

 

 

Una solterona se entera de que una amiga suya había quedado embarazada solo con un Ave María en la iglesia de un pueblo vecino.

Días después decide ir a esa iglesia con el deseo de quedar encinta al igual que su amiga:

- Buenos días, padre, saluda la solterona a uno de los curas encargados.

- Buenos días, hija, ¿en qué puedo ayudarte?

- Padre, que me enterado que una amiga vino aquí y quedó embarazada con un Ave María.

- No hija, usted entendió mal, fue con un padre nuestro… pero ya lo despedimos.

 

Entretenimiento
Comentarios