viernes. 31.05.2024

Los "Lunes Sin Sol" regresan a la Plaza de Botines de León para mostrar el rechazo colectivo a la violencia de género.

En esta ocasión, lamentan y denuncian dos nuevas víctimas mortales:

  • Thais, una mujer de 34 años residente en Amposta-Tarragona, sin hijos menores de edad, quien había presentado denuncias previas contra su expareja Jesús, de 47 años, por violencia de género y contaba con una orden de alejamiento. Se convierte en la octava víctima mortal de violencia de género en lo que va del año 2024.
  • Ayax, un niño de 5 años, apuñalado por su padre Alex, de 27 años, en Bellcaire d’Emporda-Girona. Además, su madre, de 29 años y pareja del agresor, resultó gravemente herida. La mujer se encontraba en trámites de separación.

La concentración, abierta a toda la ciudadanía, se llevará a cabo conforme a lo establecido en el manifiesto adjunto. Cada lunes, en caso de que en los siete días anteriores una mujer haya sido víctima de violencia machista, nos reunimos para alzar la voz contra esta lacra que sigue cobrándose vidas.Este es el manifiesto que se leerá en dicha manifestación.

Negar la violencia no nos hará invisibles. Denunciar no nos hace invencibles.

MANIFIESTO LUNES SIN SOL 8 DE ABRIL DE 2024

PLATAFORMA CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA | Concentración "Lunes sin Sol" contra la violencia machista

En memoria de todas ellas y en especial de Thais y del pequeño de 5 años asesinado por su padre, guardamos un minuto de silencio.

Este próximo lunes 8 de abril de 2024, la Plataforma contra la violencia machista de León se concentrará en un nuevo Lunes Sin Sol a las 20:00 horas en la Plaza de Botines.

En este Lunes Sin Sol, lamentamos y denunciamos dos víctimas mortales:

  • Thais, una mujer de 34 años, residente en el municipio de Amposta-Tarragona, sin hijos menores de edad, quien había interpuesto denuncias previas contra su expareja Jesús, de 47 años, por violencia de género y contaba con una orden de alejamiento. Es la octava víctima asesinada por violencia de género en 2024.
  • Ayax, un niño de 5 años, apuñalado por su padre Alex, de 27 años, en Bellcaire d’Emporda-Girona. Además, su madre, de 29 años y pareja del agresor, resultó gravemente herida. La mujer se encontraba en trámites de separación.

Lamentablemente, otro Lunes sin Sol, que se suma a las trágicas cifras oficiales de dos nuevas víctimas. Desde 2003, 1248 mujeres han sido asesinadas por hombres (parejas o exparejas), dejando 440 huérfanos y huérfanas desde 2013. Además, desde ese mismo año, 55 menores han sido asesinados por sus padres. Estas cifras alarmantes subrayan la urgente necesidad de abordar la violencia machista en todas sus formas.

Este nuevo asesinato es evidencia de que, a pesar de los sistemas de seguimiento, control y denuncia, la prevención falla una vez más. No es suficiente con los minutos de silencio ni con las medidas existentes, claramente deficientes y demostradas cada vez que un machista decide matar. Algo falla cuando no se logra detener a los asesinos, a aquellos que no tienen escrúpulos en matar a las mujeres, incluso delante de sus propios hijos e hijas.

Las violencias contra las mujeres surgen de las desigualdades estructurales que padecen por el simple hecho de ser mujeres, persistentes en nuestra cultura y sociedad. Estas violencias se manifiestan de múltiples formas, siendo el asesinato la más brutal, pero no por ello, el resto de actos violentos son menos importantes.

La educación, la prevención, la coeducación en valores igualitarios, la responsabilidad de las administraciones, la actuación judicial, el compromiso de las empresas y la movilización colectiva son claves para luchar integralmente contra la vulneración de los derechos fundamentales de las mujeres.

Es necesario reconstruir una cultura donde prime la igualdad y la justicia, alejándonos de patriarcados y machismos obsoletos arraigados durante demasiado tiempo. Cada uno debe aportar su granito de arena, incluyendo lo que se decide en las urnas. Necesitamos una actuación integral con prevención, acción, rehabilitación y recuperación de víctimas, supervivientes y familiares.

Mirar hacia otro lado, restarle importancia a la violencia contra las mujeres o negarla es la mayor de las atrocidades. Nos indigna y cansa escuchar y leer los comentarios públicos de quienes niegan la violencia machista. No prevenir, no actuar, negar los asesinatos machistas y querer cambiarles el nombre es negar vidas.

Hoy, como en todos los Lunes Sin Sol, nos solidarizamos con las familias afectadas por estas atrocidades y exigimos justicia, prevención, acción y recuperación. Hoy, volvemos a gritar ¡BASTA YA!

"Lunes Sin Sol" Concentración contra la violencia de género en León