martes. 25.06.2024

El grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de León se ha echado las manos a la cabeza tras conocer “el parche y la auténtica chapuza” que ha proyectado la Junta de Castilla y León para solucionar su “incapacidad” para conectar las estaciones de autobuses y trenes.

Un proyecto que relega la anunciada intermodalidad a un pasillo peatonal techado con una larguísima estructura a lo largo de los 300 metros que separan ambas estaciones que, según ha lamentado la portavoz de CS, Gemma Villarroel, supone un “despropósito y una auténtica tomadura de pelo para los leoneses”.

Al fin de cuentas, puntualiza Villarroel, este proyecto poco dista del trayecto que a día de hoy tienen que realizar los viajeros que tengan que ir de una estación a otra. “No sólo la obra no llega ni en tiempo ni en forma sino que además esto tiene poco de conexión intermodalidad. Es una vergüenza”.

Culpable la Junta y culpable también el Ayuntamiento de León, porque, según recuerda la portavoz de CS, es intolerable que el equipo de gobierno acepte esta solución para una infraestructura de calado y relevancia tanto para los leoneses como para los turistas que cada día se acerca a la ciudad. Igual de intolerable, continúa, es que el resto de miembros de la corporación municipal deban conocer el proyecto a través de los medios de comunicación.

“No podemos comprender cómo es posible que en un tiempo en el que se prima la movilidad y la accesibilidad de las personas la única ocurrencia de la Consejería de Movilidad y del alcalde sea cubrir con una estrecha marquesina el recorrido que hoy por hoy se recorre sin marquesina. Exactamente el mismo recorrido”.

Por todo ello, Villarroel ha exigido al equipo de gobierno del PSOE a dar un golpe encima de la mesa y a exigir una interconexión interior entre ambas estaciones y no a través de un pasillo peatonal por las calles de la capital. Al fin de cuentas, desde Ciudadanos recuerdan que la intermodalidad supone la conexión entre ambas estaciones sin obligar a los viajeros a salir a la calle, mejorando por ende la conectividad y la accesibilidad.

 “Una solución intermodal para una ciudad moderna ha de resolver el acceso de la forma más corta, cómoda y accesible entre los dos modos de transporte anexos. Tanta culpa tiene la Junta como el Ayuntamiento por no exigir lo que León y los leoneses se merecen”.

Aparcamientos disuasorios

Una solución que además, según lamenta Villarroel, supone restar aparcamientos en la zona, un agravio más para los vecinos de León, alfoz y provincia que trabajan o acuden al centro a realizar compras o diversas gestiones.

Más aún, cuando la apertura del estacionamiento adyacente al Palacio de Exposiciones, al cien por cien de ocupación de lunes a viernes, ha puesto de manifiesto la urgente necesidad de crear aparcamientos disuasorios en el entorno del centro de una ciudad en la que se tiende a la peatonalización y a la reducción de emisiones.

“No podemos dejar a los leoneses que viven en los barrios más alejados del centro, en el alfoz o en la provincia, huérfanos de unos espacios  de aparcamientos económicos para acceder al centro y menos aún que por una disparatada idea de la Junta que cuenta con la complicidad del Ayuntamiento se reste de plazas de estacionamiento”, concluyó Villarroel.

Por todo ello, desde Ciudadanos han exigido al Ayuntamiento que rechace frontalmente la solución planteada por la Junta de Castilla y León, a la que han instado a diseñar un proyecto que permita una intermodalidad real entre ambas estaciones “y no parches que relegan a la estación de autobuses de León a una de tercer nivel”.

Ciudadanos exige al Ayuntamiento que rechace la “parche y la chapuza” para conectar las...