jueves. 25.04.2024

Este lunes se cierra el plazo para que los vecinos de León voten su propuesta para el presupuesto participativo. Encima de la mesa una partida de 600.000 euros y cinco propuestas con actuaciones tan variadas como iluminación en pasos de cebra, la mejora de la iluminación de Santo Domingo o el arreglo del salón de actos de CHF.

Una iniciativa que nacía con el objetivo de que fueran los propios leoneses los que, con su voz y voto, eligieran el destino de determinadas inversiones y que, sin embargo, denuncian desde el grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de León, se ha convertido en una “burla y un engaño para los vecinos”.

La realidad, lamenta el edil de CS Luis Merino, es que el equipo de gobierno no solo cambia las partidas a su antojo sino que además no finaliza ninguno de los proyectos previstos en el marco de los presupuestos participativos. “Visto lo visto, la democracia directa en León va a morir de éxito”.

Merino recuerda que, en su primera entrega, la iniciativa contó con una partida de 300.000 euros que inicialmente se iba a destinar a diferentes propuestas, entre ellas una gran zona de ocio en el barrio de La Lastra. Un proyecto que, meses más tarde, fue descartado unilateralmente por el equipo de gobierno por entender que esa partida prevista era necesaria para llevar a cabo una actuación en los vestuarios del parque de la Granja. “Remodelación que, dos años después, sigue sin concluir”.

Al año siguiente, en 2022, el Ayuntamiento acuerda doblar la partida y disponer 600.000 euros para dar cabida a más proyectos. Un año después, continúa Merino, la mayoría de las actuaciones votadas por los vecinos de León están sin iniciar, como el  Skate Park de La Granja o los girasoles solares en el Coto Escolar.

Y, como no hay dos sin tres, el concejal de Ciudadanos se muestra convencido de que las propuestas que salgan adelante este año tendrán el mismo destino: el “olvido y abandono”. “Hoy nos encontramos con una tercera entrega que tiene tanta credibilidad como los proyectos anunciados a bombo y platillo en las últimas semanas por el Gobierno de España para León, como son el Teatro Emperador, la reforma de San Marcos o la Ronda Noroeste”.

Al fin de cuentas, Merino entiende que los presupuestos participativos no van a ser una excepción en el modo de actuar del equipo de gobierno en materia presupuestaria. “Aprobamos unos presupuestos que apenas se ejecutan y a golpe de modificaciones de crédito se traen los mismos proyectos un año tras año. Carril bici al Parque Tecnológico, pabellón de Puente Castro, iluminación artística de la Catedral y así un suma y sigue. Es la historia de nunca acabar”.

Por todo ello, desde Ciudadanos se pregunta si realmente la democracia directa en este Ayuntamiento es una realidad o una entelequia del concejal de Participación Ciudadana a la vez que cuestiona de dónde van a salir los 600.000 euros dispuestos para esta iniciativa si el Ayuntamiento se encuentra con sus presupuestos prorrogados.

"La democracia directa en León ha muerto de éxito con el “engaño” de los presupuestos...