miércoles 20/10/21

Día Mundial de los Cuidados Paliativos

Roberto Riera: “Fueron dos meses muy largos, sin apenas acompañamiento de sus familiares y seres queridos”

 

Dr. Roberto Riera
Dr. Roberto Riera

El especialista de Medicina Interna del Hospital San Juan de Dios de León, centro que ha atendido en 2020 a 171 pacientes en la fase final de su vida (73 en la primera mitad de 2019), recuerda el “duro contexto” de una tercera ola de la pandemia de coronavirus que obligó a restringir totalmente las visitas para contener el avance de los contagios.

Prestar asistencia a las personas que se encuentren en la fase final de su vida para eliminar el dolor físico de la propia enfermedad y, por otro lado, mantener el equilibrio emocional a la hora de enfrentar el momento de la muerte es el objetivo de unos Cuidados Paliativos que este sábado 9 de octubre celebran su día mundial bajo el lema 'No dejar a nadie atrás: equidad en el acceso a los cuidados paliativos'.

El Hospital San Juan de Dios de León cerró el año 2020 con 171 pacientes en situación terminal atendidos con una estancia medida de 11,17 días -frente a los 139 de 2019- tras ser derivados del servicio de Urgencias y de la planta de Oncología del Complejo Asistencial Universitario de León (Caule), así como de los equipos de soporte docimiciliario del Sacyl. A ellos se unen un total de 73 en el primer semestre de 2021.

Un aumento que, según expone el doctor Roberto Riera Hortelano, especialista de Medicina Interna, ha respondido al bloqueo temporal de ingresos en el Monte San Isidro para dar respuesta a pacientes infectados por SARS-CoV-2, el virus que provoca la COVID-19.

Un “contexto muy duro“, en sus propias palabras, en el que además no hay que olvidar un inicio de 2021 en el que la tercera ola de la pandemia obligó al Hospital a restringir totalmente las visitas para contener el avance de los contagios. “Fueron dos meses muy largos, sin apenas acompañamiento de sus familiares y seres queridos, en los que la soledad ha estado presente“, confiesa. Y es que solo en en caso de inminente fallecimiento estaba autorizada la presencia de hasta tres personas para que pudiera tener lugar la despedida. Una difícil decisión para un Hospital que tuvo que tirar de la tecnología para acercar a pacientes y a familiares e implantar un servicio de videollamadas.

Pero, además, la pandemia de coronavirus ha modificado totalmente las dinámicas de asistencia sanitaria y cuidado de estos pacientes. Y sobre todo, según pone de manifiesto el doctor Riera, ha afectado a aquellos “pendientes de entrar en el circuito“.

En este sentido, el porcentaje de enfermos oncológicos ha aumentado en Cuidados Paliativos, a pesar de que en los últimos años se estaba apostando por tratar a aquellos con insuficiiencia cardíaca, respiratoria, renal y hepática sin olvidar a los afectados por patologías incurables como la ELA (esclerosis lateral amiotrófica).

Cuidados Paliativos vs eutanasia

El doctor Riera, que trabaja en el Hospital San Juan de Dios de León desde el año 2010, donde se trata de prestar una asistencia integral -física, psíquica y muchas veces social-  a todo aquel que así lo solicita, apunta a una red insuficiente en un provincia condicionada por la dispersión geográfica. No en vano, la SECPAL ha demandado recientemente la homogeneización en el acceso a los cuidados paliativos en todas las comunidades. “Sería conveniente reforzar los equipos de soporte docimiciliario para llegar a zonas como Sahagún y Riaño“, precisa tras dejar claro que los Cuidados Paliativos no son la alternativa a la eutanasia, sino un derecho de los pacientes ante el sufrimiento inevitable.

A este respecto, sí tienen en cuenta la limitación del esfuerzo terapéutico en caso de enfermedad terminal o situación irreversible; es decir, aquella en la que no se atisba una mínima señal de recuperación. Porque a veces los pacientes son sometidos a pruebas complicadas y agresivas en una situación en la que poco a nada se puede sacar en positivo. “Cuidar no es menos que curar“, según defiende.

Más de 30 años de experiencia

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, pionera en estos cuidados, apostó hace más de 30 años por los equipos de cuidados paliativos. También pediátricos con la apertura, en 1991, de una unidad específica en el  Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona.

Actualmente, San Juan de Dios ofrece estos cuidados, tanto hospitalarios como domiciliarios, en 16 centros hospitalarios a través de unidades, Equipos de Atención  Psicosocial (EAPS) y programas destinados a aquellas personas del entorno social y  familiar, además del voluntariado, encargadas del cuidado de la persona enferma en la etapa final de su vida.

Día Mundial de los Cuidados Paliativos
Comentarios