domingo. 21.07.2024

La moción pro autonomía leonesa, presentada por la UPL, fue aprobada el pasado 26 de junio en la Diputación de León gracias a los tres votos de la propia UPL y los diez del PSOE, siendo votada en contra por los votos del PP y VOX.

Conceyu celebró el éxito y apostó por el sí de la moción pro autonomía leonesa. Para apoyar esta moción, Conceyu instaló una nueva valla en la ciudad de León, días previos a la votación, con el lema DIPUTACIÓN: SÍ, A LA AUTONOMÍA LEONESA, y, junto con Xuntanza Llionesista, organizamos una concentración frente a la Diputación para hacer fuerza y motivar a los políticos leoneses “tímidos” en su reivindicación por la autonomía.

Conceyu no se explica el voto en contra de la totalidad de la bancada del PP, cuando hay confesos pro autonomistas, como el alcalde de Valverde del Camino, y portavoz de su grupo en la Diputación, que en su municipio votó y aprobó la moción pro autonomía leonesa, y en esta ocasión votó en contra, o el alcalde de Almanza, Javier Santiago Vélez.

Está claro que anteponen sus intereses personales y sus carreras dentro del partido al sentimiento pro autonomía leonesa de sus propios votantes. Conceyu espera que lo paguen en las urnas y sus votantes los recuerde como traidores a su tierra.

El día de la moción, y en días posteriores, Conceyu fue requerido por distintos medios de comunicación, incluso estatales, con lo cual estamos orgullosos de aportar un valor añadido a la lucha por nuestra llibertá en forma de autonomía.

El País Llionés, con esta aprobación, ha protagonizado decenas de noticias, cercanas a las 100, que han surgido por toda España, ante la importancia del hecho: que una Diputación como la de León se haya posicionado y haya dado un paso valiente en pro de la autonomía.

No hay que olvidar que no existe una administración o entidad, actualmente, que aglutine a todo el País Leonés (León, Zamora y Salamanca), por ello la exigencia de una autonomía propia leonesa solo tiene la vía de aprobarse en cada una de las tres diputaciones.

La de León ya ha dado este importante paso. Desde Conceyu esperamos y deseamos que las hermanas leonesas de Zamora y Salamanca, se unan cuanto antes para recorrer el camino de la Llibertá juntas, haciendo de la justa reivindicación por la autonomía leonesa una demanda aún más fuerte y deseada.

Queremos animar a los hermanos de Zamora y de Salamanca a que sus sociedades   empujen más para que sus políticos, “tímidos” en la reivindicación pro autonomía leonesa, se muevan de sus acomodadas poltronas y aprueben lo que la sociedad les demande.

No es casualidad que el PSOE de León-Norte apoyara y aprobara la moción pro autonomía leonesa en su Diputación, ya que detrás hay una lucha y presión del pueblo, lucha que viene escuchando la UPL al presentar anteriormente las mociones pro autonomía leonesa, hasta llegar a que esto suceda en Diputación.

En el caso de El Bierzo, se aprecia una “empanada” importante (con todo el respeto) cuando oímos al presidente de la Diputación (y antes del Consejo Comarcal) decir que espera que El Bierzo se convierta en Provincia. Al respecto, es cierto que ya lo fue, durante 11 años (aunque con nombre de Villafranca del Bierzo, y allí mismo su capital, no en Ponferrada), pero al día de hoy es inviable bajo la Constitución actual. Con esos cargos debería saberlo, y no confundir voluntariamente a los bercianos, que acaban comprando sus empanadas -galegas en el caso siguiente-, como es la hipotética unión con Galicia, avalada por el BNG, y al día siguiente se abrazan a la derecha, y lo que es peor, a la ultraderecha, como el Sr. Iván Alonso, de Coalición por El Bierzo. Hay que incluir, en este capítulo de empanadas galegas, a Olegario Ramón, actual presidente del Consejo Comarcal, que acaba de sugerir que en una reconfiguración territorial “los bercianos se encontrarían más cómodos con Galicia”. Queda claro el sello de sumisión y agradecimiento que crea el Consejo Comarcal, con pago directo de la Junta, eso sí, estando y permaneciendo al servicio de la misma, pagando favores, en forma de apagar el fuego leonesista, siempre que tienen ocasión.

Para ello, precisamente, la Junta creó el Consejo Comarcal; buen invento -divide y vencerás-, para bloquear la apetencia leonesa a la Autonomía propia, y que, efectivamente, solo sirve para entretener, y pagar los buenos sueldos que los políticos reciben por calentar las poltronas, pero que operativamente no sirve para solucionar los problemas del día a día de los bercianos, ya que carece de presupuesto y competencias. Claro, el objetivo no era el desarrollo de El Bierzo, sino su labor de bloqueo.

En efecto, algunos bercianos compran esas entelequias, pues cada vez que el resto del León-Norte alza la voz para constituirse en comunidad autónoma, saltan los de siempre, ¡que ellos no!, pero, afortunadamente, sabemos que son muy pocos quienes reclaman un Bierzo aparte.

Conceyu apoyaría cualquier forma de elevación del estatus de El Bierzo, a provincia, si fuera posible, o cualquier otra forma destacada de autonomía práctica, por ser una comarca singular, con antecedentes al respecto, ya dichos; ni Conceyu, ni yo mismo, nos opondremos jamás a que los pueblos hablen, y menos los integrantes de nuestro territorio leonés. No vamos a ser como el Estado Español, o la Junta de Castilla “SIN León”, que nos incluyó a los leoneses en esta des-comunidad, sin preguntarnos, en un acto fascista del Gobierno, de la mano del leonés (!¡) Martín Villa.

Poniéndonos a imaginar, Conceyu pregunta: ¿Hay algún estamento o asociación -o el propio Consejo Comarcal- que se haya puesto manos a la obra y haya dado algún paso concreto en pro de la provincia de El Bierzo? Porque si fuera así, y posible, quizás al otro lado de El Manzanal, el resto de leoneses votaríamos a favor de la provincia berciana. Pero parece que no: es simple lodo para embarrar el campo.

Si El Bierzo fuera provincia, el resto de la provincia actual de León ya tendría un 80 % de su población representada en las mociones pro autonomía leonesa aprobadas, y el consenso en, y con, el Bierzo, para segregarse de Castilla, también sería prácticamente seguro: la Autonomía Leonesa estaría servida.

Pero yendo a la realidad de la calle, y las leyes, si Zamora y Salamanca no dan el paso hacia ella, y Asturias tampoco “está en ello”, la única realidad posible sería la autonomía de León Solo (provincia).

Ese es el planteamiento de Iniciativa Autonómica Leonesa (IAL), que viene dando charlas divulgativas, últimamente en El Bierzo, a favor de León Solo, donde habría dos núcleos (Distritos) de gestión y decisión, en Ponferrada y en León, con reparto equitativo, de consejerías y dinero, en proporción a la población afectada. Ganaríamos, a mayores de lo ahora dispuesto, en números redondos, casi mil millones más para toda la provincia. El distrito de El Bierzo dispondría de unos 750 millones, en lugar de los 5 actuales que puede gestionar el Consejo Comarcal.

Si no puede concretarse la Autonomia leonesa, como región, con Zamora y Salamanca, como parece probable, Conceyu apoya este planteamiento de IAL; siempre con los brazos abiertos para agregar a Zamora y/o salamanca, si así lo deciden.

La provincia de León (sin El Bierzo) tendría una población similar a la de La Rioja. Y con el Bierzo, mayor aún, y mucha más riqueza. La Rioja, habiendo sido castellana desde siempre, hoy tiene una prosperidad contrastada y nunca ingresarían en una comunidad como la de Castilla y León, cuya capitalidad, anómalamente, la ejerce Valladolid con un ansia centralizadora sin límites. Es el agujero negro de toda la comunidad, pero con más intensidad del País Leonés.

Sobre el galego en El Bierzo, es punto y aparte, la Junta invierte dinero para llevarlo hasta el Manzanal, cuando realmente éste solo se habla en una franja cercana a Galicia.  Y en Valdeorras (Ourense) su galego tiene influencia del leonés berciano. Nada regula sobre el leonés; ni un solo euro.

Conceyu, junto con Xuntanza Llionesista, estará vigilante desde ya, para que la moción pro autonomía leonesa no se quede en los cajones del olvido y dé los pasos jurídicos, seguros y oportunos. Especialmente ante las declaraciones de distintos políticos del PSOE, desde Cendón, hasta Tudanca y Esther Peña, que vierten confusión o negación a nuestra constitucional reivindicación en pro de nuestra autonomía.

Por el contrario, el valiente alcalde de León sigue en la misma línea desde que se aprobara la moción en el Ayuntamiento de León, en 2019. Incluso Oscar Puente, nuestro látigo político desde Valladolid, ahora desde el ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible ha reconocido públicamente la falta de identidad de esta des-comunidad. También el ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, ha admitido el derecho de León a constituirse en comunidad autónoma propia.

León, Región Leonesa, Reino de León, País Leonés, País Llionés, o como se quiera llamar a esta maravillosa tierra, es una nacionalidad histórica, que tiene todos los avales para que la Constitución del Estado Español ejerza la democracia al fin.

Y nos deben dar lo que nos pertenece, por el peso de nuestra identidad, historia dilatada, cultura singular, deportes autóctonos, llingua, y por un alto sentido de libertad, de solidaridad y de trabajo en común.  También por las aportaciones al mundo, plasmados en sus primeros fueros de 1017/1020, o siendo la cuna del parlamentarismo en 1188.  Siendo, además, padre de Castilla, que se independizó en 1065, o de Portugal en 1143.

Castilla “SIN” León está compuesta por dos nacionalidades históricas; por un lado, el País Leonés, y por otro, una parte de Castilla, siendo un engendro inmenso, inabarcable e ingobernable, con una superficie más grande que Portugal.

En definitiva, todo lo contrario a la idea inicial con la que se crearon las autonomías: para dar respuesta identitaria a los distintos pueblos que cohabitan el Estado Español, a la vez que acercar la administración al administrado.

Por todo lo expuesto tenemos que lamentar y recordar a los leoneses que el resultado y realidad de esta componenda territorial es que, LEÓN, CUNA DEL PARLAMENTARISMO, SIN PARLAMENTO PROPIO. (Saque el lector sus propias conclusiones).

Carlos Cerra

Presidente 

Conceyu País Llionés

Llión/León 5 de julio 2024
 

Falando con xeitu. Moción Pro-Autonomía Leonesa