sábado. 20.07.2024

Los agentes de la Policía Local de León intervinieron a las 23:45 horas del martes en un edificio ubicado en la Avenida José María Fernández de la capital después de recibir un aviso sobre una posible fuga de gas con personas intoxicadas.

En el lugar, los agentes de policía solicitaron la presencia de una ambulancia medicalizada de Sacyl y encontraron a dos personas con síntomas de intoxicación, que informaron de mareos y náuseas. Los profesionales médicos los trasladaron al Hospital de León.

En el interior del edificio, el detector Multias utilizado por los sanitarios alertó sobre la presencia de gas, por lo que se dio aviso a los Bomberos de León y a la empresa instaladora de gas.

Simultáneamente, debido a los indicadores positivos de gas, se procedió a evacuar a los residentes de las 14 viviendas ocupadas en el edificio con el fin de llevar a cabo una inspección más exhaustiva.

Durante esta intervención, se identificaron otras dos personas con síntomas de intoxicación, que también fueron trasladadas al centro de atención médica.

La posible acumulación de monóxido de carbono podría haberse originado por trabajos realizados el mismo día para instalar una nueva caldera comunitaria, manteniendo al mismo tiempo en funcionamiento la caldera más antigua, que utiliza carbón como combustible.

Una vez ventilado el edificio, los residentes pudieron regresar a sus viviendas, excepto en dos de ellas, que resultaron ser las más afectadas por la acumulación de gas.

En total, 20 vecinos fueron evacuados durante la intervención, además de aquellos trasladados por los servicios médicos. En la operación participaron dos ambulancias, seis bomberos con tres vehículos y una patrulla de la Policía Local de León.

Además de esta intervención, los agentes de la Policía Local de León llevaron a cabo un control de bicicletas y vehículos de movilidad personal en el área del Puente de San Marcos. Durante este control, se emitieron seis denuncias administrativas por incumplir la ordenanza municipal de circulación

Una posible fuga de gas deja en León varios intoxicados