miércoles. 24.07.2024

Según explican desde Izquierda Unida, la reforma de la calle para convertirla en una zona de bajas emisiones ha implicado cambios tan drásticos en el proyecto inicial que ha perdido su propósito original. Las áreas arboladas han desaparecido, convirtiendo la zona en un entorno de cemento destinado exclusivamente al estacionamiento. "El alcalde se escuda en un supuesto acuerdo con los vecinos, pero esto no es cierto si se consideran las constantes quejas sobre la obra que hemos recibido de personas que viven allí. Además, se ha prolongado más de lo necesario".

Carmen Franganillo, coordinadora de la organización, expresa su descontento con la ejecución de "una obra que podría haber sido interesante y haber mejorado la calidad de vida de los vecinos si se hubiera implementado un estacionamiento disuasorio cercano gratuito y bien planificado, en lugar de eliminar los árboles de la calle. León está muy rezagado en términos de urbanismo social y sostenible, algo que se está implementando en otros lugares de Europa. Seguimos anclados en los años 90, todo por los intereses de unos pocos".

Víctor Bejega, secretario de organización, señala que "una vez más presenciamos el espectáculo de la improvisación y la falta de un proyecto de ciudad por parte del alcalde socialista. Al visitar las obras, es evidente que no se reduce el tráfico, a pesar de eliminar un carril, ni se mejora la calle, ni se proporcionan más espacios de socialización para los residentes, ni siquiera se facilita el estacionamiento, sin mencionar la falta de áreas verdes, algo generalizado en el gobierno de Díez".

Desde IU denuncian también que la expansión de la ORA (Ordenanza Reguladora del Aparcamiento) y su enfoque en recaudar dinero está desplazando el tráfico hacia estas zonas, que están "saturadas". "El Ayuntamiento no resuelve este problema y solo propone ampliar cada vez más las áreas de estacionamiento de pago".

Como solución, Izquierda Unida propone una vez más la elaboración de un nuevo Plan de Ordenación Urbana que tenga en cuenta y resuelva de manera efectiva las necesidades de conectividad actuales de la ciudad, al tiempo que aumenta las áreas verdes y las calles peatonales, mejora los espacios públicos y destina más zonas para el ocio, la socialización y el deporte.

IU califica las obras de Padre Isla como "arbitrarias y fruto de la improvisación"