miércoles. 29.05.2024

En medio de las crecientes preocupaciones sobre la política de vivienda en el territorio autonómico, Izquierda Unida León ha levantado la voz, destacando el panorama en la ciudad leonesa. Carmen Franganillo, coordinadora local, ha enfatizado el modelo que afecta a la urbe, similar a otras en el país: "tras años de estancamiento en la construcción, el enfoque hacia una ciudad expansiva y la realización de obra nueva vuelve a predominar. En lugar de priorizar la rehabilitación de viviendas existentes, áreas como La Lastra, Eras o Palomera son los focos de atención para las constructoras, que lanzan proyectos de lujo mientras barrios como El Ejido, Santa Ana, San Claudio o La Chantría (entre otros) quedan relegados. Esto sin mencionar las zonas periféricas".

La organización local ha subrayado que "el mercado siempre tiene prioridad sobre el derecho a la vivienda de la población. Esta nueva vivienda no aborda el problema del alquiler en la ciudad, ya que los precios superan los 250.000 euros en compra, accesibles solo para grandes fortunas, o presentan alquileres desorbitados".

"El alquiler en León sigue en aumento, con un precio medio de más de ocho euros por metro cuadrado, lo que lleva a alquileres medios de alrededor de 700 euros, más del 40% del salario medio en España", continuaron. "Es fundamental apostar por la rehabilitación y la reforma para mejorar la eficiencia energética".

La organización ha destacado la necesidad de aplicar la Ley de Vivienda para declarar zonas tensionadas, así como abordar el problema de la vivienda turística, que retira viviendas del mercado y expulsa a los residentes y comercios locales. Además, han planteado propuestas para construir alternativas habitacionales, como albergues, residencias o viviendas municipales, como parte de los esfuerzos para cambiar esta dinámica.

Izquierda Unida León critica el estado de la vivienda y del alquiler en la ciudad