martes. 05.03.2024

León enfrenta ahora un total de 23,221 desempleados, lo que representa un aumento del 4.05%. A pesar de este incremento mensual, la provincia experimenta una disminución anual del desempleo, con 1,620 personas menos, lo que equivale a un descenso del 6.52%.

En cuanto a sectores, el más afectado por la pérdida de empleo es nuevamente el sector de servicios, con un aumento de 772 desempleados en el último mes. Le siguen la construcción con 48 desempleados adicionales, la industria con 42, la agricultura con 22 y el colectivo sin empleo anterior, que registra un aumento de 19 personas desempleadas.

Estos datos se suman a los publicados la semana pasada sobre la Encuesta de Población Activa, destacando los desafíos continuos que enfrenta la situación económica de la provincia. Factores como el aumento de los costes, la incertidumbre regulatoria y la pérdida de fuerza laboral contribuyen a la falta de una recuperación económica adecuada.

Además, las políticas que incluyen aumentos en las cotizaciones, incrementos salariales al margen de la negociación colectiva y la desconfianza en las empresas pueden conducir a un aumento del desempleo y a una disminución de la actividad económica. En este contexto, se hace imperativo implementar medidas de apoyo económico y laboral diferentes a las propuestas por el Gobierno nacional.

Es esencial contar con un marco de estabilidad política que fomente la inversión y la calidad normativa, alejado de las desigualdades y los conflictos. Las políticas que favorecen la libertad empresarial, la inversión, una carga impositiva baja y el respeto a la iniciativa privada son fundamentales para generar riqueza, bienestar, empleo y equilibrio en las cuentas públicas. Esto se vuelve crucial en un momento de transición donde la innovación, la digitalización, la sostenibilidad y la formación son clave para la generación de riqueza y empleo para todos.

León registra un aumento significativo en el desempleo en el comienzo de año