miércoles. 19.06.2024

Según el portavoz del Partido Popular, David Fernández, la gestión de las instalaciones deportivas municipales ha estado marcada por una preocupante falta de trabajo y diligencia en los últimos años, caracterizada por diversas chapuzas. En esta ocasión, Fernández señala el caso de las gradas como una nueva muestra de esta deficiente gestión.

El hecho que destaca como una "cacicada" es la instalación de la grada correspondiente al campo de rugby en una ubicación diferente, concretamente en el campo de fútbol de hierba artificial del Área Deportiva de Puente Castro. Este traslado, según el Grupo Municipal del Partido Popular, ha tenido un coste de 240.000 euros para las arcas municipales.

El contrato para dotar de gradas al campo de rugby del Área Deportiva de Puente Castro y al campo de hierba artificial de La Palomera fue anunciado por el equipo de gobierno del Ayuntamiento de León en enero del año pasado. La inversión de 239.580 euros fue adjudicada a la empresa ‘Arhan Soluciones y Proyectos, S.L.’ en una decisión que recibió el visto bueno de la Junta de Gobierno el 10 de noviembre.

Sin embargo, un mes después de esta adjudicación, los representantes del Partido Popular descubrieron durante una visita a las instalaciones municipales que la grada destinada al campo de rugby estaba siendo instalada en el campo de hierba artificial de fútbol, a escasos 200 metros del lugar originalmente previsto. Este cambio no solo constituye un incumplimiento del contrato, sino también una falta de compromiso con la Unión del Pueblo Leonés (UPL) y, más grave aún, con los aficionados al rugby de la ciudad.

Los pliegos técnicos establecían dos localizaciones para las gradas, especificando la capacidad y características de cada una. Las imágenes demuestran que la grada diseñada para albergar a aproximadamente 210 espectadores se ha colocado en un lateral del campo de hierba artificial de fútbol, mientras que el campo de rugby sigue sin la grada prometida. Además, la grada carece de la cubierta que figuraba en el pliego técnico.

David Fernández ha calificado esta situación como "un nuevo intento de engaño del alcalde y su concejal de Deportes a los leoneses". Asegura que el anuncio del proyecto en enero fue con fines electoralistas, y critica que once meses después de la adjudicación, la obra está lejos de concluirse. Lo más preocupante, según Fernández, es que la grada no se ha colocado en el campo de rugby como se prometió, sino en el campo de fútbol de hierba artificial. El portavoz del Partido Popular exige explicaciones inmediatas al alcalde y al concejal de Deportes sobre el incumplimiento del compromiso con los aficionados al rugby y la colocación de la grada en una ubicación diferente a la acordada en el contrato.

Los populares denuncian "una nueva chapuza en las instalaciones deportivas municipales"