martes. 18.06.2024

El portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular, David Fernández, ha resumido el Pleno celebrado esta mañana en San Marcelo con cuatro puntos fundamentales. En primer lugar ha destacado el apoyo de los concejales populares a la modificación del Reglamento de Participación Ciudadana y, en segundo lugar, también el apoyo a la mejora de la regulación de las zonas de carga y descarga de la ciudad mediante el cambio de la Ordenanza de Tráfico y Seguridad Vial.

Dos apoyos que ponen de relieve que “el Partido Popular es un partido de gobierno, que hace una oposición constructiva. Y cuando el alcalde tiene una voluntad real de diálogo ahí estamos para aportar en beneficio de la ciudad”, señaló Fernández.

En tercer lugar, el PP municipal no pudo hacer lo mismo con un asunto tan relevante para el Ayuntamiento y para la ciudad como es la política de personal. Los populares no han aprobado la modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) ni tampoco la Oferta de Empleo Público fundamentalmente por dos razones: porque cuenta con el rechazo mayoritario de los representantes de los trabajadores y porque es una propuesta que sobretodo sirve para contratar generales y apenas soldados. “¿A qué tropa va a dirigir tanto general?”, se preguntaba hoy el portavoz. Esta es “una nueva muestra de la incapacidad del alcalde y de su equipo de gobierno de alcanzar grandes pactos en un asunto tan importante”.

Y, por último, el Grupo Municipal del Partido Popular registró varias preguntas al Pleno sobre el Órgano Especial de Administración de los Servicios de Limpieza Viaria, Gestión de Residuos y Limpieza de Edificios Municipales, creado en el año 2013,  que el equipo de gobierno no convoca desde que comenzó este mandato.

El concejal del equipo de gobierno Vicente Canuria contestaba lo siguiente: “No ha podido reunirse el Consejo porque no se ha constituido, pero se constituirá en cuanto ello sea posible”. Todo esto después de diez meses y cuando este órgano debería reunirse al menos una vez al mes. Además apuntaba, sobre la adjudicación de un contrato de más de 64.300 euros para el ‘Servicio de elaboración de un estudio de análisis de las prestaciones que actualmente ejecuta el Ayuntamiento de León a través del Servicio Municipal de Recogida de Residuos Urbanos y Limpieza Viaria, así como la implantación de posibles alternativas para gestionar dicho Servicio’ (que debería realizar el órgano no convocado) que “no es un derroche. Este equipo de gobierno estima que es un gasto necesario y preciso para acometer las medidas que son imprescindibles para optimizar el servicio. Es un servicio que se presta a los ciudadanos y lo tenemos que hacer además con el menor coste posible”.

Unas palabras que para David Fernández supone que contratan un servicio con el dinero de los leoneses para que haga su trabajo. “Una tomadura de pelo más a los leoneses, como tantas otras, que no dejaremos de denunciar”, finalizó.

"El órgano de limpieza de León, en el olvido: No se reúne desde hace 10 meses"