sábado. 20.07.2024

La presidenta de Ciudadanos en Castilla y León, Gemma Villarroel, ha presentado este sábado una batería de medidas “revolucionarias y eficaces” con las que pretende facilitar el acceso a la vivienda a los jóvenes en una comunidad donde apenas el 15% de los menores de 29 años pueden emanciparse.

El motivo, señaló Villarroel, es la combinación de precios altos con salarios bajos, lo que se traduce que un joven destine más del 60% de su salario a un alquiler o reserve el 37% para el pago de la hipoteca.

Frente a ello, dos grandes medidas. En primer lugar, Ciudadanos plantea la posibilidad de que los jóvenes tengan la opción de recibir por adelantado un 10% de su futura pensión para poder acceder a la compra de su primera vivienda, concretamente de la cuantía equivalente a 20 años de pensión contributiva.

Para ello, se fijan como condiciones que el comprador tenga menos 35 años y tenga cotizados un mínimo de cinco, de los que uno y medio tendrían que ser inmediatamente anteriores a la solicitud. Además y para evitar usos especulativos de la ayuda, no se podrá enajenar la vivienda en los cinco años siguientes a su adquisición y, en cualquier caso posterior, requerirá devolver la cuantía adelantada a la Seguridad Social.

“De esta forma, se les da acceso al mercado inmobiliario, dándoles seguridad y reequilibrar el pacto intergeneracional en un momento en el que el sistema de pensiones amaga con convertirse en insostenible”, señaló Villarroel, que recordó que se trata de una medida viable, conforme a los técnicos de Ciudadanos. “No afectaría al equilibrio financiero de la Seguridad Social, mantendría la integridad del sistema de pensiones y mejoraría la situación económica real de los jóvenes cuando se jubilen. No quiero un futuro hipotecado como el que tienen los jóvenes ahora”.

Precisamente y para impulsar la compra entre los jóvenes, Ciudadanos plantea para este colectivo la supresión o bonificación del 100% del Impuesto de sobre la Renta de las Personas Físicas, en el marco de un paquete de bonificaciones distintas, como segunda gran medida para el impulso de la vivienda en alquiler.

La primera se trataría de una bonificación del 95% en el IRPF de los rendimientos obtenidos por aquellos que pongan su vivienda a disposición de los programas públicos de alquiler de las administraciones públicas.

De esta forma, señaló Villarroel, el propietario obtiene una renta segura, garantizada por la administración que recibe el usufructo de la vivienda, y la administración puede aumentar su parque de viviendas de forma rápida sin incurrir en el elevado coste que supondría la compra o construcción.

“Con ello conseguiremos aumentar la disponibilidad de vivienda en alquiler con todas las garantías gracias a un incremento de la oferta y le daremos facilidades al propietario, que tendrá la seguridad de un pago regular y de una gestión realizada a través de la administración, sin miedo a daños, pérdida de dinero o problemas con su propiedad”. 

La segunda, sería una bonificación del 80% en el IRPF para las rentas obtenidas por aquellos que alquilen vivienda a menores de 35 años, poniendo más facilidades e incentivando un alquiler más asequible para quienes más dificultades tienen para acceder a él.

Dos grandes paquetes de medidas con las que Ciudadanos quiere impulsar el acceso a la vivienda de los jóvenes y dar garantía a los propietarios de las viviendas.

El plan vivienda de Ciudadanos Castilla y León: adelantar la pensión a menores de 35...