martes. 18.06.2024

El último trimestre de 2023 registró 19.900 desempleados, frente a los 15.400 del mismo período del año anterior. En cuanto a los ocupados, la provincia vio disminuir su fuerza laboral en 10.200 personas durante el último año, pasando de 183.200 en 2022 a 173.000 en 2023.

Estos datos han elevado la tasa de desempleo en un año hasta el 10,34%, lo que representa un aumento del 2,56% con respecto a 2022. La tasa de actividad también muestra un descenso, situándose por debajo del 50%, con un 49,49%. León se posiciona como la segunda provincia con la tasa más baja del país, solo superada por Ourense.

La Federación Leonesa de Empresarios (FELE) destaca la persistente inseguridad que enfrentan las empresas, especialmente las pymes, que constituyen más del 95% del tejido empresarial. La incertidumbre se ve agravada por las crecientes cargas a la actividad empresarial, complicando la contratación y el crecimiento, especialmente en territorios con pérdida poblacional como la provincia de León.

La provincia se enfrenta a un mercado laboral poco dinámico, vinculado en gran parte al envejecimiento y pérdida de población. FELE resalta que la provincia necesita medidas que impulsen la competitividad para atraer nuevas inversiones y empresas, ya que decisiones recientes como el aumento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) o la reducción de la jornada laboral pueden tener efectos contraproducentes en la productividad y sostenibilidad de las empresas.

Ante este panorama, FELE hace un llamado a abandonar las actitudes electoralistas y a trabajar en pro de la concordia y el consenso a través del Diálogo Social. Consideran que este enfoque es clave para alcanzar acuerdos que conduzcan a una mayor estabilidad laboral y económica en la provincia.

Preocupación en León por el aumento del desempleo