viernes. 31.05.2024

Carmen Franganillo, coordinadora local expone que “El primer punto sobre el que queremos llamar la atención es el de las molestias que esta obra está suscitando entre los leoneses. Entendemos que la construcción de edificios en el Casco Histórico es siempre problemática por la estrechez de las calles y la peatonalización, pero en este caso, se mantenía la estrechez de la calle con el fin de conservar la fachada, y como hemos visto no ha servido para nada, puesto que la misma se han derribado.”

“Los sistemas que se han empleado para mantener en pie las citadas fachadas, o no han sido los adecuados o se han llevado a cabo mal; esto deberán dilucidarlo los técnicos, pero el hecho objetivo es que no han resistido el empuje de las tierras.”

Los flujos de agua en el Casco histórico:

Desde IU declaran que “Parece que desconocemos lo más esencial del suelo de esta ciudad. El casco histórico leonés, en el que se asentaron los romanos, era un pequeño cerro. El río llegaba hasta la plaza de Santo Domingo hasta que, mediante rellenos, el cauce se redujo hasta el curso actual. Como ejemplo de ello tenemos que el suelo romano, en el momento en que se levantó la muralla del siglo IV, tardorromana, estaba en la calle de La Rúa unos tres metros por debajo de la calle actual como nos han demostrado los restos del anfiteatro. El hecho de que esto no se tenga en cuenta plantea problemas en las estructuras construidas durante el siglo XX y las pretendidas obras más actuales. El flujo del agua no se está teniendo en cuenta tampoco en los presupuestos de la reforma del parking de Santo Domingo, lo cual causará problemas a futuro.”

Derribo de la fachada de la Rúa:

Según algunos técnicos, el derribo, declarado por el alcalde “sin la comunicación y la aprobación de la Comisión de Patrimonio, ha sido una actuación ilegal igual que el mantenimiento de los veladores de la plaza de San Marcelo, porque ambos hechos atentan contra la declaración de Patrimonio de Camino de Santiago.”

A la vista de todo esto, desde IU exigimos que el expediente que se levante tanto por el Ayuntamiento como por la Comisión de Patrimonio sea con “luz y taquígrafos” para evitar cualquier suspicacia, dado que en esta ciudad se han dado ya demasiados casos de caídas de edificios que han llevado consigo una pérdida de patrimonio y un beneficio para los interesados. Esta exigencia lleva aparejado el hecho de que “no podemos estar esperando a que esto se resuelva dentro de diez o quince años como los procesos judiciales que se están celebrando en la actualidad sobre patrimonio leonés.”

“Los atentados continuos al Patrimonio leonés se vuelven más graves, si cabe, porque los mismos que los realizan pretenden después que León sea declarado Patrimonio de la Humanidad”, finalizan.

Izquierda Unida llama la atención sobre la situación de las fachadas demolidas de la Rúa.