martes. 28.05.2024

La terapia consistió en la aplicación de radiofrecuencia pulsada intraarticular y sobre el nervio safeno, seguido de un bloqueo neurolítico de los geniculados. Este enfoque innovador y mínimamente invasivo tiene como objetivo principal reducir el dolor y mejorar la movilidad de la articulación, con efectos analgésicos que pueden durar hasta doce meses.

En el caso de los pacientes con artrosis de rodilla que no responden a los tratamientos convencionales y no son candidatos a reemplazo articular, la radiofrecuencia se presenta como una alternativa efectiva para aliviar el dolor crónico y mejorar la funcionalidad. Esta técnica utiliza el calor generado por las ondas radioeléctricas para actuar sobre los nervios específicos, interrumpiendo temporalmente la transmisión de las señales de dolor al cerebro. Investigaciones recientes han demostrado que este tratamiento produce modificaciones a nivel celular, logrando modular la transmisión del estímulo doloroso en las neuronas.

San Juan de Dios adopta la tecnología de radiofrecuencia para tratar la artrosis de...