viernes. 24.05.2024

Durante dos días, alrededor de 60 participantes procedentes de diversos centros del norte del país se han congregado para abordar temas cruciales, destacando la importancia del trabajo en equipo y la enfrentada realidad de una soledad no deseada, "una de las caras más dolorosas y no siempre reconocidas de la vulnerabilidad".

Los asistentes, todos comprometidos con el acompañamiento hospitalario para "mejorar la calidad de vida tanto de los enfermos como de sus familias", fueron recibidos por el hermano Clemente Gómez y Juan Francisco Seco, superior y director gerente del Hospital San Juan de Dios de León, respectivamente. Ambos expresaron su agradecimiento por la "labor impagable" de los voluntarios y les instaron a disfrutar del programa y de la ciudad. La presentación estuvo a cargo de Amparo Mínguez, responsable de Voluntariado y RSC en el Hospital San Rafael de Madrid.

Julio Gómez, coordinador de la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital San Juan de Dios de Santurtzi, inauguró el evento con la conferencia 'Acompañando al final de la vida', destacando la necesidad de "experimentar" y "ver más allá" del sufrimiento para brindar un apoyo efectivo en la fase terminal.

Bajo el lema "Hospitalidad, presencia y compasión", Gómez subrayó la importancia de acoger a las personas con sencillez, escuchando sin prisas y mostrando compasión. Asimismo, hizo hincapié en la necesidad de sostener interrogantes desde la hospitalidad, la presencia y la compasión, comprometiéndose con el dolor del otro.

La conferencia de Mario Piera, psicólogo clínico especialista en duelo, se centró en 'El voluntariado y la soledad no deseada', resaltando que esta última es "una de las caras más dolorosas y no siempre reconocidas de la vulnerabilidad". Piera instó a superar los duelos mediante el reconocimiento y la aceptación, transformando la "soledad" en la "edad del sol".

Pilar Huarte, responsable de Solidaridad y coordinadora de Voluntariado en el Hospital San Juan de Dios Pamplona-Tudela, compartió su experiencia de más de dos décadas en 'Nuestro reto: trabajar en equipo'. Huarte invitó a "estar con los cinco sentidos" y destacó el papel del voluntariado como enlace con la comunidad, subrayando la importancia de trabajar en equipo con respeto a la singularidad de cada individuo.

El encuentro concluyó con un plenario de conclusiones y compromisos para la acción, recordando que el voluntariado siempre ha sido parte del ADN de San Juan de Dios, una institución sin ánimo de lucro con más de 4.500 personas que apoyan la labor social y sanitaria en sus 80 centros en toda España.

San Juan de Dios destaca el rol fundamental del voluntariado en la atención a pacientes...