sábado. 20.07.2024

La Asociación Leonesa de Edificación y Obra Pública (ALEOP), parte de la Federación Leonesa de Empresarios (FELE), ha llevado a cabo su Asamblea General Anual para realizar una evaluación del año y presentar los nuevos proyectos del sector. Durante este evento, los miembros de ALEOP han aprobado las cuentas correspondientes a 2022, así como el presupuesto para el año 2023. También se ha hecho un repaso de las diferentes actividades realizadas a lo largo del año. El presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Pedro Fernández Alén, ha sido el encargado de clausurar la asamblea.

Dentro de los temas principales abordados, el presidente de la patronal nacional de la construcción ha mencionado la reciente aprobación de la Ley de Vivienda. En relación a esta ley, se desconoce su desarrollo a nivel autonómico y cómo podría afectar realmente al sector. Fernández Alén ha destacado que si bien es necesario aumentar la oferta de vivienda, preocupa que la ley contemple intervencionismo en el mercado.

Otro asunto que afecta al sector es la revisión de los precios, ya que los costes no se ajustan al presupuesto debido a la fluctuación de las materias primas. En este sentido, se ha enfatizado la necesidad de encontrar una solución, ya que no es posible asumir todos los encargos con los fondos del Plan de Recuperación y Resiliencia basados en esos costes iniciales.

En relación a la dificultad para encontrar trabajadores en el sector de la construcción, el presidente de la CNC ha instado a implementar de manera urgente un plan de choque para incorporar mujeres, jóvenes y personas desempleadas. Ha resaltado que el sector de la construcción cuenta con una paz social gracias a un convenio colectivo estable, lo que lo convierte en un ámbito atractivo para los trabajadores al ofrecer certidumbre y demostrar su carácter moderno, sostenible y dinámico. Además, se ha recordado que el sector se encuentra lejos de vivir una situación similar a la burbuja inmobiliaria de 2007, lo que demuestra su capacidad para seguir avanzando.

El sector de la construcción urge a implementar un plan de choque para atraer trabajadores