domingo 28/11/21

El documental del mes de la ULE se ocupa de la decadencia consumista del mundo occidental

‘Sopa de langosta’, que relata el auge del turismo en Islandia y la manera que afecta a todo el entorno, se proyectará el jueves 11 a las 20:15 horas en El Albéitar.

Documental del mes en la ULEEn el marco de la programación que organiza el Área de Actividades Culturales de la Universidad de León (ULE), el Teatro El Albéitar acogerá el jueves 11 de noviembre a partir de las 20:15 horas la proyección del documental del mes, que estará dedicado en esta ocasión al titulado ‘Lobster soup’ (‘Sopa de langosta’ - año 2020 - España, Islandia y Lituania – 97 minutos), que fue dirigido por los españoles Pepe Andreu y Rafa Molés.

El documental cuenta lo que ocurre en el café Bryggjan, que acoge a viejos pescadores, historias de muertos y músicos locos. Es el alma del pueblo más anodino de Islandia. Krilli prepara la sopa de langosta, su hermano Alli se sienta con los viejos pescadores, el último boxeador de la isla y el traductor del Quijote al islandés. El ambiente de ese pequeño café, auténtico y recóndito, atrae la atención de todos los turistas que buscan un sitio donde sentirse especiales. El éxito de la sopa supera todas las expectativas, hasta el punto de captar el interés de unos inversores ambiciosos, que quieren comprar el local, ampliarlo y colgar un gran esqueleto de ballena en la pared.

Esta historia hace que los espectadores conozcan que Islandia ha sido uno de esos lugares que se han convertido en destino turístico para los viajeros con alma aventurera. En la última década ha multiplicado por cuatro su volumen de visitantes, superando los dos millones el 2017, un número siete veces mayor a los habitantes de la isla, que es de 334.000 censados.

Cómo conseguir un turismo que respete pueblos y ciudades

Este crecimiento ha permitido que Islandia se desarrolle dentro de un mercado global, pero generando estragos en un espacio ya de por sí frágil, y es que las zonas más populares del país no tienen capacidad para alojar a todos estos turistas y acaban por resentirse. El gobierno de Islandia está trabajando constantemente para encontrar la manera de mantener los espacios en las condiciones idóneas, así como para conseguir un turismo más respetuoso. Pero éste, no es un camino fácil.

¿Cómo conseguimos un mundo global que también tenga en cuenta las particularidades de los pueblos y ciudades? ¿Podemos viajar de manera más respetuosa con los entornos? ¿Qué afectación tienen nuestras actitudes como turistas en el entorno de un pueblo como Grindavik?

Se trata de una comedia deliciosa, con ingredientes dulces, picantes y melancólicos, sobre el alma humana y la vida en comunidad que acaba convirtiéndose en una radiografía de la decadencia consumista del mundo occidental. La entrada será gratuita hasta completar el aforo de la sala, y las invitaciones se podrán recoger a partir de quince minutos antes de la proyección en la taquilla del teatro.

El documental del mes de la ULE se ocupa de la decadencia consumista del mundo occidental
Comentarios