sábado 27/11/21

El universo visual de Víctor Moscoso en el MUSAC

El diseñador gráfico gallego considerado de los más originales e influyentes del siglo XX llega al MUSAC del 13 de noviembre al 20 de febrero en la mayor exposición retrospectiva del autor hasta la fecha.

El universo visual de Victor Moscoso
El universo visual de Victor Moscoso

Chambers_brothersMoscoso Cosmos. El universo visual de Victor Moscoso trae a nuestro país una amplia selección del trabajo de uno de los diseñadores gráficos más originales e influyentes del siglo XX y es la mayor exposición retrospectiva del autor hasta la fecha. Reúne la célebre serie de carteles de rock psicodélico realizados en apenas ocho meses durante los años 1966 y 1967 y catorce números de la revista underground Zap Comix, editada a partir de 1968 y a lo largo de más de cuarenta años. Junto a estos dos ejes, se incluye otra selección de carteles, cubiertas de discos, cómics, ilustraciones para libros y revistas, animaciones y fotografías biográficas que completan un recorrido marcado por imágenes icónicas de la segunda mitad del siglo XX. Además de la obra gráfica original de Victor Moscoso —que procede fundamentalmente de la colección del Concello da Coruña, la mayor colección pública del artista en Europa—, se proyectan sus animaciones y se dedica una sala a sus espectaculares carteles cinéticos.

Exposición organizada por la Fundación Luis Seoane y el Ayuntamiento de La Coruña, con la colaboración del Centro Niemeyer (Avilés, Asturias) y el apoyo de Acción Cultural Española y GADIS.


Victor Moscoso [Bio] Vilaboa (La Coruña), 1936

Victor Moscoso nace en la localidad coruñesa de Vilaboa en 1936 y se traslada junto a sus padres al barrio de Brooklyn en la ciudad de Nueva York en 1940. Se forma como diseñador y artista en el Industrial Art Institute de Manhattan, en la escuela Cooper Union y en la Escuela de Arte de la Universidad de Yale, donde fue alumno del maestro de la Bauhaus Josef Albers, cuyas enseñanzas acerca de la interacción del color serán fundamentales en su obra como grafista. Atraído por el movimiento beat, en el año 1959 Victor Moscoso viaja a la Costa Oeste, donde continúa sus estudios en el San Francisco Art Institute con Richard Diebenkorn y Nathan Oliveira. Se gradúa dos años después pasando a ser profesor de litografía con piedra. Aunque parece llamado a convertirse en uno de los pintores de la segunda generación de la escuela figurativa de la Costa Oeste, su actividad como diseñador gráfico dará un giro feliz e inesperado a su carrera.

A finales de 1965 comienza a surgir en San Francisco el movimiento psicodélico. En paralelo a la nueva escena musical —con bandas como The Charlatans, Jefferson Airplane, Big Brother and the Holding Company o Grateful Dead— aparece también una nueva escena visual: los carteles de jóvenes diseñadores como Wes Wilson, Alton Kelley o Stanley Mouse captaron inmediatamente la atención de Victor Moscoso, que comprendió intuitivamente que algo histórico estaba a punto de ocurrir.

Moscoso_Cosmos_0Hacia finales de 1966, abandona la pintura para dedicarse en exclusiva al diseño de carteles de rock psicodélico. Durante los siguientes ocho meses —que desembocarán en el Verano del Amor— Moscoso trabaja a un ritmo frenético creando dos o tres carteles de eventos a la semana para salas como The Avalon Ballroom o The Matrix. Esa serie de pósteres puso rostro a la devastadora ola contracultural de finales de los sesenta en su vertiente más ácida y dio a conocer al mundo en tiempo real lo que estaba ocurriendo en San Francisco. Su arriesgado lenguaje, basado en la rotulación distorsionada e ilegible, las imágenes descontextualizadas y el contraste cromático agresivo, puso en jaque unos cuantos dogmas del diseño gráfico moderno y su influencia reverbera aún hoy en día. Pero en 1968, mientras los mundos del arte y la moda empezaban a asimilar la nutritiva descarga, Moscoso abandona la escena para dedicarse —casi en exclusiva y con cuentagotas— al cómic underground, un campo en el que también inauguró caminos inexplorados. Junto a artistas como Robert Crumb, S. Clay Wilson o Rick Griffin, creó el colectivo Zap, que editaría la revista del mismo nombre durante los siguientes cuarenta años. Zap Comix fue un rompeolas en la lucha por la libertad de prensa en los Estados Unidos durante los años setenta y se convirtió en el proyecto más longevo y exitoso de cuantos salieron de la efervescente escena underground de la Costa Oeste.

El universo visual de Víctor Moscoso en el MUSAC
Comentarios