jueves. 25.04.2024

Los servicios sociales del Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo atienden cada año a más de 3.000 personas entre los diferentes centros y opciones que se ofrecen en todo el municipio. Un trabajo "multidisciplinar" que se realiza desde la Concejalía de Bienestar Social, Sanidad y Consumo, que encabeza Liliana Izquierdo, "gracias a la labor de la plantilla municipal", distribuida en el propio Consistorio, en los CEAS, Centro de Día y Centro de Mayores. 
Entre las diferentes áreas de esta concejalía, las prestaciones llegan a emigrantes, enfermos psiquiátricos no institucionalizados, enfermos terminales, familias, personas en riesgo de exclusión social, infancia, inmigrantes, jóvenes, marginados sin hogar, minorías étnicas, mujeres, personas con discapacidad, mayores, reclusos y exreclusos, refugiados, toxicómanos y otros grupos en situación de necesidad. 
“La Concejalía de Bienestar Social es una puerta para todas las personas que precisan un apoyo, a los que se les asigna un trabajador social de referencia para lograr una atención personalizada sobre los problemas o situaciones difíciles que puedan presentar. Los servicios sociales municipales están compuestos por una decena de profesionales que velan por unos objetivos de desarrollo sostenible que acaben con la pobreza, una educación de calidad, igualdad de género, así como la paz y las instituciones sólidas que velen por el buen hacer y buen tratamiento de todos los usuarios y usuarias que acuden cada año, más de 3.000 personas, para todos los servicios que puedan ser ofrecidos”, ha explicado Liliana Izquierdo. 
Por todo ello, la Concejalía de Bienestar Social ha reforzado este departamento con nueve trabajadoras durante el último trimestre de 2021, después de que finalizaran los respectivos procesos selectivos: cuatro trabajadoras sociales y cinco auxiliares de ayuda a domicilio, además de ampliar la bolsa de profesionales de ayuda a domicilio. 
Por otra parte, el programa de reparto de alimentos entre las personas que están en riesgo de exclusión y lo han solicitado al Ayuntamiento. En julio de 2021, llegó a 239 familias y 566 personas; en noviembre de 2021, a 247 familias y 559 personas; en junio de 2022, a 146 familias y 340 personas; y en noviembre del año pasado, fueron 168 unidades familiares y 385 personas las beneficiadas. 
"Mención aparte requiere el esfuerzo y la labor desarrollada por los trabajadores y trabajadoras de estos servicios durante toda la pandemia. Prueba de ello es que todos los CEAS continuaron funcionando y no detuvieron su actividad en ningún momento", mientras que la ayuda a domicilio de las personas que vivían solas continúa con una "especial vigilancia" de la situación de cada una de ellas. "De hecho, desde la Gerencia Regional de Servicios Sociales se puso como ejemplo a San Andrés del Rabanedo puesto que la fórmula de trabajo empleada en el municipio fue la fijada para toda la comunidad", han recordado desde el Consistorio. 
Por otra parte, se tramitaron cerca de 200 becas para comedor para el alumnado, "una vez que la Consejería de Educación no atendió a este servicio necesario para otras tantas familias"; y, desde el Área de Mayores, se continuaron con actividades del programa Vida Activa puesto que, junto a voluntarios de Protección Civil, se entregaron cuadernillos para que los usuarios siguieran con sus actividades. Por último, "no hay que olvidar que" voluntarias e integrantes del programa ‘Entrecosturas’ del Centro de Día elaboraron cientos de mascarillas "en los momentos en los que no había posibilidades de comprarlas en ningún lugar". 
En materia sanitaria, desde el Consistorio destacan también que, "pese a que se logró desbloquear que se iniciara la reforma del Centro de Salud de Pinilla después de años de promesas por parte de la Junta de Castilla y León, estos trabajos se han vuelto a paralizar al detectarse un problema en la estructura del edificio. Desde el Ayuntamiento se sigue reivindicando que, en lugar de una rehabilitación integral del inmueble, se acometa la construcción de un nuevo edificio". 
Además, en estos tres años y medio de mandato, se han destinado en torno a 15.000 euros a las mejoras de los consultorios médicos, especialmente, con la adquisición de nuevo material, así como la renovación de mobiliario. 
Por otra parte, el proyecto ‘Juntos hacia una meta común’ fue finalista en los Premios de Innovación Política, una iniciativa que tuvo lugar durante el confinamiento y en la que se recorrieron más de 38.000 kilómetros desde casa gracias a la participación de 900 personas de la comunidad educativa del municipio.
También, a finales de 2021, se celebraron unas jornadas sobre salud mental organizadas por el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo, que contaron con la participación de ponentes del sector universitario, de la administración local y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, además de profesionales del Hospital y de la Atención Primaria.

El objetivo era "hacer hincapié en las necesidades que se deben abordar en este ámbito, en especial, teniendo en cuenta la relevancia de la prevención, así como las consecuencias detectadas desde los primeros momentos de la pandemia causada por el Covid-19". Se trataba de una iniciativa más de la Estrategia Municipal de Promoción de la Salud, que logró también que el Ayuntamiento se haya adherido al Proyecto Riscar de colaboración transfronteriza con Portugal, el único municipio de Castilla y León, además de la presencia de los técnicos municipales en jornadas de difusión, así como su integración en el órgano estratégico de la Red de Promotores de Vida Saludable de Castilla y León (RPVS). 
Otra línea de actuación del departamento que dirige Liliana Izquierdo es la inclusión del Ayuntamiento en la iniciativa ‘Espacios sin humo’, de la Asociación Española contra el Cáncer de León, que supone no solo evitar que se fume en diferentes localizaciones públicas, sino también "la concienciación y formación de la plantilla municipal". 
La Concejalía de Bienestar Social ha continuado con las inversiones en la escuela infantil municipal Hermana Carmen Gómez, en la que se han destinado cerca de 12.000 euros a la adquisición de diferentes materiales para juegos y desarrollo de aptitudes, así como otras necesidades, como electrodomésticos para la cocina.

A este centro acuden en torno a cien alumnos cada curso, incluidos los niños y niñas de 2 a 3 años, que, desde septiembre de 2022, acuden de manera gratuita puesto que se ha adaptado al modelo autonómico, además de la contratación temporal de dos personas gracias a un proceso culminado en 2020 "pese a la paralización por la pandemia". En la actualidad, hay otro abierto. En paralelo, se ha potenciado el Aula Lúdica-Educativa, en la que cada día acuden alumnos para realizar diferentes actividades y "facilitar así la conciliación de sus padres y madres". 
"También hay que resaltar la importancia" del programa Vida Activa que, en este último curso, ha incrementado "de forma considerable" el número de personas mayores de 60 años que forman parte de él, con cerca de 500 entre todas las actividades que se ofrecen en todas las localidades y barrios. 
"Otro aspecto a tener en cuenta en materia de consumo" es que se consiguió mantener el mercadillo de Trobajo del Camino y, con ello, unos 70 puestos de trabajo en época de pandemia, "cuando otros municipios decidieron no hacerlo". La concejala Liliana Izquierdo "apostó por aplicar todas las medidas sanitarias y seguir con el funcionamiento, facilitando así el crecimiento y el día a día de muchas familias". 
Además, han destacado los tres proyectos que se desarrollan dentro del Servicio de Atención a la Infancia: el programa ‘Construyendo mi futuro’, que ha dado la posibilidad de que los adolescentes del municipio se beneficien de una iniciativa que pretende guiar y apoyar a este colectivo de edades de entre 12 y 17 años, con dos grupos que se reúnen en las casas de Cultura de Trobajo y San Andrés; Pequeactivos, para el que se destinan 26.000 euros con el objetivo de promocionar un espacio integrador para niños en situación de vulnerabilidad, entrenamiento de habilidades sociales y orientación a padres, madres y tutores; y Desarrollo Socioeducativo, con el que se quiere potenciar el aprendizaje con acciones como la promoción de habilidades y destrezas, la adquisición y afianzamiento de técnicas y hábitos de estudio o el incremento de conocimientos y competencias básicas. 
Una iniciativa que se ha impulsado desde el Área de la Mujer ha sido la instalación de siete contenedores de tapones financiados por el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, que están destinados a la recogida de estos elementos para que se puedan donar a la campaña ‘Tapones solidarios’ de la Obra Social del Hospital San Juan de Dios de León. 
En cuanto a patrimonio y turismo, el Ayuntamiento ha incrementado su colaboración con la Asociación de Municipios del Camino de Santiago para incluir en el municipio actividades como el "Escape Way", que permite realizar una experiencia didáctica y entretenida sobre la Ruta Jacobea por las calles del municipio por las que atraviesa, además de formar parte del Ocamino, el juego de la oca creado por la Liga de Periodistas del Camino de Santiago. A ello se une la exposición junto a los Amigos del Camino de Künig, en la Casa de Cultura de Pinilla, así como otra muestra fotográfica gracias a la colaboración con la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León ‘Pulchra Leonina’. 

3.000 personas se benefician al año de los servicios sociales de San Andrés